Lorenza González Zárate, deberá responder por extorsión luego que la fiscala de Antisecuestro, Sandra Quiñónez, presentara su imputación y la solicitud al Juzgado para que se dicte su prisión preventiva.

A finales del mes pasado, se abrió una carpeta fiscal para investigar a cuatro sospechosos detenidos en la zona de Curuguaty, quienes supuestamente se hacían pasar por miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) para extorsionar a varias personas.

Las pesquisas preliminares determinaron que algunas de las víctimas pagaron cerca de G. 40 millones para no ser secuestradas. González Zárate, (28), paraguaya, sería además la pareja sentimental de otro de los detenidos, Carlos Alberto Chávez (24), quien sería el jefe de la gavilla y también se encuentra imputado por extorsión.

Antecedentes del caso

Chávez y otras tres personas fueron detenidas en procedimientos simultáneos realizados por la fiscala Quiñónez y el fiscal Federico Delfino, el octubre pasado en Curuguaty y en la cárcel de Misiones, respectivamente.

Las denuncias recibidas por la Fiscalía de Antisecuestro especificaban que la red de extorsionadores por medio de llamadas telefónicas amenazaba a las víctimas que si no pagaban la suma exigida, uno de sus familiares sería secuestrado.