Belén Mora

Especial desde Washington

Una política migratoria inclusiva, trabajo y mayor participación social y política es el reclamo de miles de paraguayos que viven en los EEUU. El pedido de los compatriotas se asemeja al de millones de latinos que viven en este país y aguardan que el nuevo gobierno pueda responderlos.

Según proyecciones de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) unos trece millones de ciudadanos de origen hispano depositaron su voto en las elecciones de ayer, en un hecho sin precedentes. Para los responsables de la organización fueron dos las razones que motivaron tal participación. En primer lugar, el discurso antiinmigrante por parte de uno de los candidatos y por otro, la necesidad de atender los reclamos históricamente postergados de la comunidad étnica más grandes en los EEUU.

El principal reclamo de los hispanos en EEUU es una reforma migratoria que logre regularizar el estatus de miles de familias que viven en este país. Para Mario Cristaldo (53), paraguayo con más de 20 años en EEUU, la comunidad hispana tiene un rol protagónico, no solo para mejorar la situación de los latinos, sino de la comunidad de inmigrantes en general.

En Los Ángeles, California, los latinos votaron en un colegio electoral en el restaurante El Gallo, en Boyle Heights.[/caption]

Otro de los intereses que el nuevo gobierno deberá atender son las oportunidades de empleo. Los ciudadanos de origen hispano reclaman igual acceso de trabajo en todos los niveles; federal, estatal y en otros sectores de la sociedad. A este pedido, se suma la equidad salarial.

Para Diana Argüello (28) paraguaya que vive en EEUU desde pequeña, la inequidad salarial se vuelve aún más notoria entre las mujeres. "Las latinas ganan 57 centavos por cada dólar que gana un hombre blanco no hispano. Mientras que las latinas que no tienen documentos ganan menos que eso. Es importante para nuestras familias y nuestra comunidad tener mejor trabajo y ganar más dinero".

El tercer reclamo tiene que ver con una mayor participación social y política. Para Mario Cristaldo la participación de los ciudadanos de origen hispano es solo el inicio y que no va terminar con las elecciones. "Nosotros estamos aquí y no vamos a ningún lado. Es más, estamos tomando un papel protagónico dentro de estructuras sociales y económicas". Refirió que, si bien la comunidad paraguaya no es grande como otras comunidades en EEUU, es vibrante y forma parte de todo el proceso.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar