Agentes de la Senad destacados en Alto Paraná, en coordinación con el fiscal Elvio Aguilera, interceptaron más de 1,2 toneladas de marihuana que eran transportadas en un compartimiento oculto dentro de un camión de gran porte. La droga provenía de la zona de Ypehú y estaba destinada al territorio brasileño.

Los investigadores se trasladaron hasta la zona del barrio El Triunfo de Minga Guazú, donde interceptaron el tracto-camión Scania con chapa ANT 044, que iba escoltado por una camioneta Toyota Hilux, color bordó, con chapa BBD 600. Aprehendieron a los conductores, Miguel Ángel Servín Jiménez y Edulfo Alicio Escobar Aguilar, ambos paraguayos, mayores de edad.

Por disposición fiscal los rodados fueron trasladados a la Base Regional de la Senad en Ciudad del Este, donde procedieron a la verificación minuciosa.

En total fueron detectados e incautados 1.275, 285 kilogramos de marihuana prensada. La droga y demás evidencias quedaron a disposición del juzgado en la sede antidroga regional.

INSEGURIDAD

Ante la ola de inseguridad, un grupo de pobladores de Viñas Cue, perteneciente a la comisión Vecinos Unidos, allanó una vivienda de presuntos asaltantes, aunque este tipo de trabajos corresponde a la Policía Nacional.

Cansados de la inseguridad imperante en la zona, los vecinos allanaron la vivienda que funcionaba como aguantadero y luego pidieron ayuda de la Policía.

Después de que se registraran varios asaltos en las inmediaciones, los vecinos hicieron una "limpieza" en la casa donde se resguardaban una veintena de "chespiteros"que convirtieron el lugar en un aguantadero y no contentos con eso, lo volvieron incluso un prostíbulo, comentó una de las pobladoras en contacto con Telefuturo.

La comisión Vecinos Unidos realiza polladas para comprar cámaras de seguridad que instalarán en diferentes puntos para tener pruebas de los atracos. Esto, debido que sostienen que la Fiscalía libera constantemente a los presuntos delincuentes con la excusa de que no cuenta con evidencia.