El máximo goleador de la selección paraguaya (32 tantos) es uno de los cuatro sobrevivientes de la generación más exitosa de la Albirroja en lo que a participación en Mundiales se refiere.

Junto al arquero Justo Villar (38 años), el defensor Paulo Da Silva (36) y el también delantero Nelson Haedo Valdez (32), Roque Santa Cruz (34) llevó a Paraguay a los cuartos de final de Sudáfrica 2010, fase a la que la Albirroja nunca había podido llegar.

Sin embargo, esa generación no pudo repetir la hazaña para Brasil 2014, Mundial al que ni siquiera clasificó, y a los denominados "históricos" solo le sobrevivieron cuatro jugadores.

Hoy, esos mismos forman parte de la nómina de los 23 convocados que van por una nueva Copa América, en este caso la inédita Copa América Centenario, a disputarse en los Estados Unidos, del 3 al 26 de junio próximo.

"Cada convocatoria, a partir de un tiempo, ya la vivo con mucha mas emoción", reconoció este lunes el propio Roque Santa Cruz, quien con más de cien partidos encima ya va por su quinta Copa América.

Desde España, en declaraciones al programa "Futgol 970", el delantero albirrojo recalcó que "a pesar de que uno siempre está pendiente, expectante de ser convocado, estamos ante una camada de jugadores jóvenes a los que da gusto verlos crecer".

"Esperamos verlos crecer. Y ser parte del grupo es una satisfacción muy grande. Estoy encantado. Son muchos años con la selección, de muchas satisfacciones y ante una oportunidad de seguir sumando más satisfacciones para nuestra gente, para la afición", agregó.

La asignatura pendiente

Santa Cruz dijo en otro momento que, estar "a las puertas de un campeonato muy bonito" como la Copa América, "a todos nos devuelve la ilusión de hacer un gran campeonato". Y, en ese sentido, admitió que tanto para él como para Villar, Da Silva y Haedo "la oportunidad de jugar la Copa se termina".

Luego, reconoció: "Esta ha sido un poco la asignatura pendiente del grupo y otras generaciones, de no terminar de concretar la aspiración en la Copa América (Paraguay fue subcampeón en Argentina 2011). Es muy ambicioso, pero todos vamos a aportar para eso".

Pese a ese deseo particular de sacarse la espina de no haber podido ganar una Copa América, Roque Santa Cruz resaltó que "uno apoya a la selección más allá de lo que busque o persiga a título personal".

"Hay elementos para soñar e ilusionar a la afición, que es importante. Por eso mismo a estos chicos hay que hacerles el camino lo más fácil posible en la selección. Es bueno que tengan experiencia positiva de campeonatos, de partidos de eliminatorias que se ganen". "Lo que los grandes buscamos, es hacer los méritos suficientes para ser merecedores de estar allí", sentenció el goleador histórico de la Albirroja.