La viceministra de Salud, María Teresa Barán, explicó que un feto puede adquirir el virus zika en los primeros tres meses de gestación. Pasado este lapso, el riesgo desaparece.

Con respecto al caso de la embarazada afectada por el virus, Barán expresó que "tenemos que controlar y evaluar. La ecografía cumple un rol importante a partir de las 27 semanas mediante la medición del perímetro cefálico. Todos debemos multiplicar esfuerzos para resguardar la vida hasta antes del nacimiento."

Desde el Ministerio de Salud, se han hecho unas 400 evaluaciones para detectar la enfermedad.

Fuente: Ministerio de Salud.