Por Christian Pérez

Ni el fútbol se salva de las inundaciones. La naturaleza no respeta nada y también castiga duramente a varios clubes de fútbol, principalmente a los del populoso barrio Ricardo Brugada, donde por ahora solo abunda el agua y la desesperanza.

Foto Carlos Juri.
Foto Carlos Juri.

Cuatro clubes de la Asociación Paraguaya de Fútbol quedaron como piletas olímpicas tras las constantes lluvias y al único que por lo menos se puede llegar sin usar canoa es Resistencia; las demás sedes, Oriental, 3 de Febrero y General Caballero de San Felipe, prácticamente ya no existen y desde una toma aérea solo se ven las formas rectangulares de lo que alguna vez fue un estadio.

Uno de los encargados de la cancha de
Uno de los encargados de la cancha de "Resi". Foto Carlos Juri.

Resistencia y Oriental son clubes históricos que alguna vez animaron el torneo de Primera División, pero hoy están por desaparecer en cuanto a estructuras y tanto los torneos de Intermedia y Primera B no tardarán en arrancar, es por ello que la desesperación invade a estas entidades, que por lo menos intentaban incentivar el deporte en una zona muy desprotegida en cuanto a educación y formación se refiere.

Foto Carlos Juri.
Foto Carlos Juri.

Los clubes citados por lo menos aún existen, otros como General Caballero y 3 de Febrero han desaparecido por completo. El primero ya no utilizaba su estadio y quedó desprogramado por un año, pero quedó sin sede social, mientras que el "3" es el que más desesperado está, pues ni las gradas ya se logran ver de su estadio y tiene competencia en Primera B.

Vista aérea de la cancha de Oriental, incluso, en peores condiciones. Foto Carlos Juri.
Vista aérea de la cancha de Oriental, incluso, en peores condiciones. Foto Carlos Juri.

Antes utilizaba la cancha de "Resi" en caso de emergencia, pero ahora el agua devoró hasta el estadio Tomás Began Correa.

La naturaleza castiga y estos clubes rezan por un milagro para volver a la normalidad.