La iglesia de San Francisco fue el recinto sagrado elegido por Eliana Estigarribia Ortiz y Lucas Gavilán Wild para recibir la bendición matrimonial. Fueron sus padrinos: Víctor Estigarribia Schinini y Patricia Ortiz Lagrave; Carlos Wild Mendoza y Rachel Aldana Gavilán.

Vestida por la diseñadora nacional Karen Daher, la novia lucía preciosa; su traje nupcial era de estilo solero hecho de organza de seda natural trabajado con encajes y pedrería. A modo de tocado llevó una tiara de cristales Swarosvki con velo de tul de ilusión, creación de Adri Ortiz; en sus manos portó un bouquet de flores de color pastel de La Floresta.

La fiesta de bodas tuvo lugar en el salón de eventos Solar Perrier ambientado por Miriam Doldán siguiendo un estilismo nupcial clásico y romántico, dando protagonismo a los colores blanco, gris y plata. La fachada fue decorada con una cascada de globos de papel con luces dentro; también se destacó en el ambiente una composición de colgantes burbujas de vidrios con velitas dentro; los centros de mesa eran de dos estilos diferentes con arreglos de flores naturales.

El menú de plato servido estuvo a cargo de Stuppendo by Hermann Soerensen en tanto que la mesa de dulces fue preparada por Patricia Rolón y Tiento; la torta tuvo el sello de Cartasso Catering. El Dj Majul animó musicalmente la velada, que también contó con un show de Nina Castro y José Salinas. Maura Galarza estuvo en la coordinación general.