"La idea es trabajar de la misma manera que hoy trabaja la Superintendencia de Bancos para corroborar que los depósitos de terceros sean administrados de manera correcta y eficiente. Cuando tengamos una superintendencia de fondos de pensiones, una institución eminentemente técnica que tenga la responsabilidad cerciorarse de los recursos, tenemos que trabajar en esa gran reforma, que es definir el régimen de pensión en Paraguay", señaló el secretario de Estado.

El ministro Peña Indicó que también se debe ver cuál es la situación demográfica del Paraguay y entender cuáles son los desafíos para mirar hacia adelante.

A su turno, Carlos Carvallo, miembro del Directorio y presidente interino del Banco Central del Paraguay (BCP), expresó que están trabajando para proteger los ahorros previsionales de los paraguayos.

"En Paraguay, en los últimos años la preocupación por el tema previsional parecía no haber estado con toda la fuerza que merece en el diseño de las políticas públicas, siendo que nuestro sistema además presenta algunos problemas de fragmentación, de equidad, intertemporal y de cobertura", sostuvo Carvallo.

La situación puso a nuestro país en una situación no privilegiada, comparado no solo con los países que han logrado la consolidación del estado de bienestar, sino también con aquellos que han implementado reformas, mejorando la eficiencia en la administración de los fondos de previsión, permitiendo de esa manera resguardar el ahorro de los trabajadores.

"Estimamos que el proyecto de ley de superintendencia de pensiones buscaría crear un organismo de supervisión independiente, idóneo, profesional y provisto de los recursos necesarios de carácter técnico, humano y financiero para regular eficazmente la actividad", manifestó el presidente interino del BCP.

Agregó que le ente contralor generará un marco de regulación apropiado y desarrollará una fiscalización constructiva para una apropiada seguridad y rentabilidad de los fondos de pensiones de los paraguayos.

"Es importante que la administración de los fondos de pensiones que serán destinados a financiar al vida de miles de trabajadores que han abandonado el trabajo por razones de edad, esté sujeta a principios universales de administración financiera y a un control adecuado de los criterios utilizados en la toma de decisiones", expresó.

Por su parte, el jefe de operaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fernando Montenegro, refirió que el sistema de pensiones de Paraguay encara desafíos importantes de cara a los próximos años, ya que comparando son el sistema de otros países de la región, es de baja cobertura y relativamente con altos beneficios.

"En el pasado, en algunos de países de la región han generado pérdidas patrimoniales, han afectado la sostenibilidad de los sistemas financieros y pueden constituirse en pasivos para los Estados", alegó.

La existencia de una superintendencia permitiría tener una visión integral del sistema de pensiones, consolidar las estadísticas de cotizantes y beneficiarios, además de monitorear la sostenibilidad del sistema.

Por último, el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Guillermo Sosa, destacó que desde su cartera vienen trabajando en el fortalecimiento institucional, especialmente sobre la seguridad social para afrontar los desafíos y proyectos a desarrollarse para tener una seguridad justa, equitativa y sostenible.

"Teniendo en cuenta la baja cobertura de nuestro sistema de pensiones, Paraguay enfrenta el desafío de llevar adelante cambios que permitan ampliar una cobertura, con un esfuerzo compartido entre el Estado y los diferentes estamentos involucrados en la seguridad social del país", finalizó el ministro de Trabajo.

FUENTE IP.GOV.PY