Con la ratificación del compromiso de mantener una línea editorial ecuánime y una dinámica de vanguardia, Sarah Cartes formalizó ayer la adquisición del Grupo Nación de Comunicaciones, conglomerado de medios que incluye los diarios La Nación y Crónica, así como las radioemisoras AM 970 y FM Montecarlo.

El anuncio lo hizo la propia empresaria, quien para el efecto se reunió ayer con todo el plantel periodístico y administrativo del grupo. La acompañaron Alejandro Domínguez Wilson-Smith, quien se mantendrá como presidente del Directorio y director del diario La Nación, y Raúl Prono Toñánez, quien asume como miembro del mismo cuerpo directivo, en representación de la propietaria.

Durante la presentación, Sarah Cartes mencionó que la adquisición de la mayoría del paquete accionario de las razones comerciales Gráfica y Editorial Intersudamericana SA y Radio Montecarlo SA la concretó como parte de un proyecto personal. Valoró los productos que el conglomerado consolidó en el mercado y de los que se declaró lectora y oyente desde hace tiempo.

En la reunión con el personal, aseguró el irrestricto respeto a la línea periodística y la absoluta prescindencia de finalidad política alguna. Como motivos de su inversión en el Grupo Nación de Comunicaciones señaló su confianza en el prestigio logrado en el público en los años de trayectoria de los medios de referencia y en todo el potencial que ofrece cada uno de ellos. Sostuvo que de hecho la línea editorial ha sido determinante en la decisión de adquirir el multimedio, y que seguirá siendo el principal pilar para cumplir con la misión de contribuir al desarrollo económico del país.

Los directivos recorrieron luego las instalaciones principales del Grupo Nación y respondieron consultas de los trabajadores, principalmente sobre las condiciones laborales, ante lo cual la empresaria remarcó su compromiso con el fortalecimiento de la democracia y puntualmente a la libertad de expresión y de prensa, consagradas en la Constitución Nacional.

Prono garantizó, a su vez, el mantenimiento de los puestos laborales de todas las áreas de los medios vinculados y enfatizó la planificación para cubrir plenamente en el más breve plazo los compromisos contraídos por la empresa, lo cual incluye la regularización para el personal interesado en acogerse a la jubilación.