Las Vegas, Estados Unidos. AFP.

Tabletas, cepillos de dientes de realidad aumentada, juegos educativos: los artículos para niños abundan en los pasillos del salón electrónico de Las Vegas, pese a las inquietudes sobre los riesgos de adicción a la tecnología y a las pantallas.

En el CES, los más jóvenes tienen su propia sección con productos que, según los orga­nizadores, están destinados a "permitir que los niños del siglo XXI aprendan y jueguen de forma más inteligente".

Con sus tabletas, la startup china Dragon Touch apunta a los de "3 a 6 años", dice su jefe Lei Guo. Con un colorido diseño, un lápiz táctil lúdico y aplicaciones educativas, el dispositivo también tiene una interfaz para control parental.

"Los padres pueden limitar el tiempo que sus hijos pasan en la tableta, por ejemplo, 30 minutos al día", dice el joven empresario, que asegura que esa "es la preocupación número uno de los padres". "No quiero que mis hijos pasen demasiado tiempo en internet", pero si se les pro­híbe la tableta, "los niños llo­ran y no quiero romperles el corazón", añade riendo.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

Los fabricantes tienen en general un discurso muy bien preparado. Sobran los estu­dios sobre los posibles pro­blemas de la adicción de los niños a las pantallas, las redes sociales y los teléfonos inteli­gentes, advirtiendo sobre los riesgos de que sufran ansie­dad, depresión, obesidad o trastornos del sueño.

El debate resurgió a princi­pios de esta semana con la carta de dos grandes accio­nistas del gigante estadouni­dense Apple, preocupados por los efectos sobre la salud mental del uso excesivo del iPhone, reclamando al grupo un estudio sobre la adicción de los más jóvenes a sus smar­tphone.

En respuesta, en Apple afir­maron que siempre han estado "atentos a los niños" y "han trabajado duro para crear pro­ductos (…) que entretengan y eduquen a los niños al tiempo que ayudan a los padres a protegerlos en línea" a través de herramientas de control parental, entre otras.

USAR TECNOLOGÍA DE MANERA BENEFICIOSA

Amy Braun, directora de marketing de la startup estadounidense Pai Technology, es pragmática frente a estos temores: "La tecnología está aquí por el momento y es importante exponer a nuestros hijos a la tecnología pero de una manera beneficiosa".

Con los "Pai Storybooks", libros de cuentos infantiles que una aplicación permite transformar en uni­verso de realidad virtual en la pantalla de una tableta, "se trata de transformar el tiempo que se pasa en una pantalla a tiempo de lectura" a través de la tecnología, dice. "La pregunta no es 'pantalla o no pan­talla'", añade. En Estados Unidos, "el 41% de las familias tenía un dispositivo móvil en el hogar en 2011" frente al "95% actual", según la organización especializada Common Sense Media.