Bruselas, BÉLGICA | AFP

La comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, confesó este jueves haber cerrado su cuenta en Facebook, una red social convertida en una "auto­pista para el odio", durante una rueda de prensa sobre la lucha contra los contenidos ilícitos en internet.

"Reconozco que las plata­formas en línea están lle­nas de buenas oportunida­des", afirmó Jourova. "Pero internet también tiene un lado oscuro", agregó durante una presenta­ción de las iniciativas de la Comisión para los actores de internet.

Durante un encuentro reciente con responsables de Facebook, "les dije que acababa de cerrar mi cuenta de Facebook porque era una autopista para el odio", explicó para ilustrar sus declaraciones.

La Comisión Europea ini­ció un diálogo en 2016 con Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft, empresas que firmaron un "código de con­ducta" comprometiéndose a luchar contra la "incitación al odio en línea" contra per­sonas o grupos por su color, religión, ascendencia o origen étnico, entre otros.

“ILÍCITOS”

El ejecutivo comunitario pre­sentó este jueves nuevas ini­ciativas para incitar a estas empresas y a todos los actores de internet a poner en marcha rápidamente herramientas más eficaces contra los "con­tenidos ilícitos".

Este término designa varios tipos de contenidos, como la propaganda terrorista en línea y "la xenofobia y el racismo que incitan al odio y la violencia".

Entre las medidas previs­tas, la Comisión insta a las plataformas en línea –como motores de búsqueda o redes sociales– a "designar puntos de contacto a los que se pueda acudir rápidamente para la eliminación de contenidos ilícitos".