La histórica venta al pública de marihuana para uso recreativo en Uruguay comenzará este miércoles en un grupo de farmacias locales, anunció el gobierno. La presidencia ratificó en un comunicado que el estatal Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) resolvió dar cumplimiento a la venta de marihuana controlada en farmacias desde el 19 de julio.

Una "16 farmacias a la fecha adhieren al sistema y cumplen con todos los requisitos exigidos por el Instituto, garantizando las disposiciones establecidas" en la ley aprobada en el 2013 para regular la producción y venta de esta droga.

El cronograma para la venta al público de marihuana en farmacias ha sido el punto más conflictivo y complejo de la ley, presentada y aprobada durante el mandato del expresidente izquierdista José Mujica (2010-2015) como estrategia de lucha contra el narcotráfico.

Para esta última etapa de venta de "cannabis psicoactivo de uso no médico", y que permitirá cumplir 100% con la aplicación de la legislación, se prevé dar a conocer la lista de farmacias adheridas el mismo miércoles 19.

El instituto habilitó el expendio de dos tipos de marihuana, que se comercializarán en paquetes de 5 y 10 gramos. De acuerdo con el organismo encargado de regular el tema, las farmacias venderán "flores de cannabis envasadas en estado natural, desecadas".

¿RENTABILIDAD?

El IRCCA señala que, desde que se inició el proceso de inscripción el 2 de mayo y hasta el pasado 10 de julio, 4.711 personas se han registrado para comprar marihuana, el 60% aproximadamente en Montevideo y el resto en los otros 18 departamentos (provincias). La mayoría de los registrados son personas de entre 30 y 44 años, naturales o residentes legales en Uruguay, cuya población es de unos 3,4 millones de habitantes.

¿De dudosa calidad?: A US$ 1,30 el gramo

Los farmacéuticos son escépticos sobre la rentabilidad del negocio: cada persona inscrita tiene derecho a comprar 40 gramos mensuales, a 1,30 dólares el gramo. Además les preocupa la cantidad de inscritos y cómo se va a preparar a la gente que estará encargada de la venta, además de la seguridad de sus comercios, lo que hace lenta la adhesión.

La prensa informó que una las principales cadenas de farmacias, San Roque, habría dado marcha atrás y no se sumaría al registro oficial de locales que venderán marihuana al considerar que el proceso ha sido "desprolijo".

El producto a ser expendido también fue criticado por personas vinculadas a la actividad, ya que la presidenta de la Sociedad de Endocannabinología de Uruguay, Raquel Peyraube, declaró a medios locales que este cannabis "no pega nada" (no surte efecto psicoactivo).