El fuerte crecimiento del tráfico aéreo en el mundo necesita cada vez más pilotos pero, el sector, muy dependiente de la coyuntura económica, no ha sabido anticipar esa demanda y ahora empieza a sufrir las consecuencias, apuntan los expertos.

En los próximos diez años, la aviación comercial necesitará contratar a 255.000 pilotos en todo el planeta, según un estudio publicado en junio durante el Salón aeronáutico de Le Bourget (Francia) por CAE, una compañía especializada en formación en el sector de la aviación civil.

Para mantener el crecimiento de la industria del transporte aéreo comercial y compensar las jubilaciones, el informe preconiza formar a 180.000 copilotos que más tarde ocuparán el puesto de comandante de a bordo, "un número superior a todos los de las décadas anteriores".

Frente a la robustez del tráfico de pasajeros, que continúa aumentando alrededor de un 4,5% al año, los constructores estadounidenses Boeing y el europeo Airbus están apostando por duplicar sus flotas de aviones en los próximos 20 años, con la demanda más fuerte procedente de Asia.

Pero más aviones significan más pilotos, un mercado laboral "en tensión" desde hace seis meses o un año, asegura Philippe Crébassa, director adjunto de la Enac, la mayor escuela aeronáutica de Europa, ubicada en la ciudad francesa de Toulouse.

A pesar de que durante años las previsiones de los constructores advirtieron de la "necesidad masiva" de pilotos, las compañías aéreas no han podido anticipar "el giro positivo reciente, repentino y bastante brutal" de la coyuntura, dice a la AFP Crébassa, quien también es piloto de aviones privados.

El sector aéreo sigue de manera más o menos simultánea el crecimiento económico y hasta ahora las compañías aéreas "siempre han querido contratar al número exacto [de pilotos], sin tomar riesgos", apunta.

Escasez en compañías aéreas del mundo

Ahora todas las compañías aéreas del mundo se ven afectadas por la escasez, especialmente en China, donde algunas han tenido que retrasar la compra de nuevos aviones o anular vuelos.

En Francia, los sindicatos de la filial de Air France, Hop!, han convocado esta semana una huelga para protestar por la falta de efectivos y denuncian anulaciones de vuelos por esta razón.

"Cada vez más compañías piden a los constructores soluciones para tener pilotos suficientes", explica Crébassa, cuya escuela forma a unos 450 al año, el 90% de ellos extranjeros.

"Formar a un piloto es difícil, se necesita tiempo y dinero" y además cobran salarios altos, indica por su parte a la AFP un piloto de Air France, que no quiso identificarse. Además, las compañías exigen conocimientos específicos para pilotar aviones como el A380 o un Boeing 737.