Desde que llegó a Paraguay en 1970 no paró de promover nuestra cultura. Su especial interés por el arte popular e indígena marcó el concepto de sus obras y la llevó a impulsar espacios en los que promueve las creaciones de artistas y artesanos consagrados y emergentes.

Entrevista: Micaela Cattáneo

Fotos: Manuel Meza

Estilismo: Matías Irala

Producción: Juan Ángel Monzón

Make-up: Alexander García

En un primer recorrido por el Centro Cultural del Lago, se descubren obras de artesanos, pintores, escritores y artistas en general. Expuestas en paredes y estantes, las piezas conforman una de las seis exposiciones anuales de esta galería de arte aregueña fundada por Ysanne Gayet, la artista visual y promotora cultural que escogió vivir en Paraguay y promocionar su arte.

"Como tengo años de práctica, sé intuitivamente lo importante que es promocionar; por mí pasan todas las obras que serán expuestas. Sin embargo, nunca soy drástica con las personas, trato siempre de buscar el lado positivo y de dar consejos para que una creación mejore", asegura.

Areguá la conquistó por su naturaleza y su playa, paisajes que desde un primer momento la remontaron a la isla de Inglaterra donde había vivido antes de llegar a Asunción, en 1970. Las calles de la ciudad, en ese entonces, no estaban ocupadas por la cantidad de puestos de venta de alfarería que hay ahora. "En esa época, me dedicaba a los arreglos florales y compraba los envases del negocio Von Schmeling, que ya no existe. Durante las visitas que hacía, no se veía mucha artesanía", recuerda.

De adolescente, viviendo en una institución de Chesire (Inglaterra), encontraba en el arte un escape para hacer pasar su tiempo libre. "El taller del colegio estaba equipado con todos los materiales. Pintaba para divertirme", rememora. La historia, luego de pisar tierras paraguayas, no cambió de curso.

El paso de los años no hizo más que consolidar su interés por diversas manifestaciones de la cultura popular e indígena. Ticio Escobar, crítico de arte, narra cuánta identidad plasmó, desde siempre, Gayet en sus pinturas: "La obra de Ysanne surge vinculada al Paraguay tradicional y se mantiene en esa línea. Su mundo es el campesino rural, el indígena y el suburbano; le interesan los rituales, las escenas campesinas, los mitos indígenas y la arquitectura de los pueblos del Paraguay. Tanto la protección de la cultura tradicional como la del medioambiente constituyen ejes de su temática".

Sus pinturas buscaban constantemente un estilo naif, expresión que le permitió definir uno de los aspectos que, actualmente, como promotora cultural, le interesa mostrar.

“Además de la cerámica aregueña, me gusta visibilizar el arte popular y el indígena. Cuando vivía en Inglaterra, no solía ver muchas artesanías y, si encontraba algunas, eran muy sofisticadas. En Paraguay descubrí cómo mantienen su alma primitiva. Y eso me pareció lindo”

Pero el Centro Cultural del Lago no fue el primer espacio en guardar memorias importantes de su carrera. Durante la década del 70, abrió la Galería de Arte Latinomericana, sitio que -junto a otras galerías de Asunción y Lambaré- marcó el inicio de su faceta como gestora cultural. Asimismo, unos años después trabajó junto a los artistas Carlos Colombino y Osvaldo Salerno, en la apertura del Museo del Barro en San Lorenzo (trasladado posteriormente a Asunción) donde se exponían piezas de cerámica popular de Itá y Tobatí, confeccionadas en los últimos 40 años por las más renombradas artesanas de la época como Mercedes Noguera, Virginia Yegros de Solís, Teodilina Esquivel, Marciana Rojas, Rosa Brítez, entre otras.

"Ella ha alentado la aparición de muchas expresiones que no se mostraban en la escena de la institucionalidad del arte: galerías, museos, ferias y exposiciones", agrega Ticio. Y continúa: "Ysanne tiene un olfato aguzado y una mirada especial para detectar no solo cuáles son las mejores piezas, sino cuáles tienen posibilidades de llegar a ser las mejores".

Pero su área de influencia no solo abarca al mundo de los artistas, a Ysanne también le preocupa la formación de los jóvenes. Es por eso que hace hincapié en lo deficitaria que es la educación artística en los colegios del interior. "Hace dos años llevamos a 17 cineastas a todas las instituciones de Areguá que pudimos. Recuerdo que los profesionales preguntaron a los niños: ¿Qué querían ser de grandes? La mayoría respondió futbolista o policía; ninguno aspiraba a otra carrera. Con esta visita, quisimos acercarles a los alumnos las posibilidades de trabajo en la industria del cine: camarógrafo, chófer, peluquero, etc.", señala.

"Creo que el arte debe estar más cerca de la educación primaria, porque ayuda mucho al espíritu. Los niños y las niñas deben tener la posibilidad de aprender distintas expresiones artísticas y no solamente bordado y croché. Así como lo hace Luis Szarán con la música. Deben invertir su tiempo libre en actividades sanas, así no andarán por las calles o consumiendo drogas. El arte alivia los problemas sociales", expone.

Registro de una defensa

A principios de los 90, Ysanne activó a favor del cuidado del medio ambiente, luchó especialmente contra la deforestación y la polución del agua a través de sus pinturas y de distintos actos de protesta. "En el 89, después del golpe, me llamó la atención la rápida desaparición de los bosques a causa de la invasión de los campesinos sin tierra, que consideraban que las propiedades con árboles eran improductivas", explica.

Pero a su inquietud se sumaría otro hecho. "Sobrevolando el Chaco, viniendo de Santa Cruz (Bolivia), me parecía catastrófico ver cómo todo el campo estaba organizado en hectáreas donde anteriormente había monte", añade sobre la preocupación que la incentivó a escribir 12 Ecocuentos.

En la escritura encontró otro medio con el que revelar las costumbres de mayor riqueza en el Paraguay. Y los títulos de sus libros son testimonio de ello: Las tortugas de Chovoreca, The Paraguay River, A Boat Trip to the Pantanal, la colección de Cuentos del Lago Azul, Sub Tropical Essays y 12 Ecocuentos.

Dos de sus textos están escritos en inglés, con los que exporta nuestra cultura a los lectores extranjeros. "Me acuerdo que Rafael Peroni, quien tenía una editorial, me había dicho hace muchos años que en Paraguay no había más de mil lectores. Las cosas han cambiado, pero en aquel entonces decía que era más lógico escribir en inglés para asegurar más compradores. Fue bastante pretencioso de mi parte porque la venta de libros sigue siendo difícil", comenta.

Su aporte al arte nunca tuvo límites, porque de cada experiencia vivida hacía una gran historia. Fue así que su inclinación por los materiales audiovisuales fue tomando forma y a la fecha cuenta con siete documentales de su autoría: La Gira, Las tortugas de Chovoreca, Los alfareros de Areguá, ¡Que vuelva el lago azul!, De fiesta en fiesta, 12 días en Cuba (elaborado con Alida Martin) y Atrapasueños Lina (en conjunto con Satina Chamorro).

Como no estudié cine, los documentales no tienen buena iluminación y sonido. No es lo ideal, pero el objetivo es, justamente, dejar un registro. Si tuviera quince o veinte años menos, me gustaría poder formarme en cuestiones de audiovisual”, prosigue.

Osvaldo Camperchioli, amigo cercano de Ysanne, la describe como "la extranjera más paraguaya que conoce". "Tiene un sentido de pertenencia y respeto hacia lo nuestro que es contagiante. Desde los 70 hasta hoy en día, es como un espejo que nos devuelve una imagen fresca de nuestras costumbres y artes populares, que por la proximidad y cotidianeidad, nos cuesta ver", destaca el artista visual, quien expuso en el Centro Cultural, este año, con obras elaboradas en Areguá.

Hace unos años, Ysanne eligió la promoción del arte como su prioridad en el día a día. Desde entonces, la producción con pinceles y pinturas ha quedado a un lado, por falta de tiempo. "Es un acto generoso en extremo", concluye Osvaldo. Y es que hasta en los pequeños gestos de sus manos, Ysanne devela cuán conectada sigue con su talento: "En la vida, me gusta hacer una actividad tras otra, como sucede cuando pinto un cuadro en el que puedo explorar de distintas maneras un mismo tema".