Por: Juan Ángel Monzón

Fotos: Aníbal Gauto

Ponche de huevo

Ingredientes

4 yemas de huevo

1/2 taza de azúcar

2 tazas de leche

2 clavos de olor

Un poco de canela

1 taza de crema de leche

1 cdta. de nuez moscada

1 cdta. de esencia de vainilla

1/2 taza de ron o brandy

Preparación

En un bowl, batir las yemas de los huevos hasta que empiecen a cambiar de color. Lentamente, agregar el azúcar y seguir batiendo hasta que se ponga esponjoso.

En un recipiente, mezclar la leche, el clavo de olor y la canela. Cocinar a fuego lento hasta que la leche se caliente, pero que no hierva.

Mientras se revuelven los huevos, añadir la mezcla lentamente sin dejar de batir. Una vez que se haya hecho esto, colocar todo nuevamente en la olla. Cocinar a fuego lento revolviendo constantemente con una cuchara de palo. Tener cuidado de que no hierva.

Remover del fuego y añadir la crema. Luego, colar para sacar el clavo de olor y dejar enfriar por una hora. Una vez pasado ese tiempo, agregarle la esencia de vainilla, el licor elegido y espolvorear con nuez moscada.

Irish coffee o café irlandés

Ingredientes

1 taza de café

1/2 vaso de whisky

2 cdas. de azúcar

200 ml de crema de leche

Preparación

Este café se debe preparar directamente en el vaso. Servir el whisky y el café, los dos bien calientes. Agregar el azúcar y mezclar hasta que se derrita.

Añadir la crema de leche poco a poco pero de forma que el chorrito choque contra una cuchara para que no se mezcle con el café y queden dos capas.

Decorar el café irlandés con un poco de canela si se prefiere.

Vino caliente especiado

1 taza de vino tinto

80 gr de azúcar morena

4 vainas de cardamomo

6 clavos de olor

2 unidades de anís estrellado

2 ramas de canela

1 pizca de nuez moscada rallada

1 limón

1 naranja

Preparación

En una olla colocar las especias, con las pieles del limón, la naranja y el azúcar morena a fuego lento. Dejar que las especias y las pieles suelten sus aromas y el azúcar se vaya caramelizando.

Para que no se pegue, añadir un chorrito de vino (lo justo para que cubra el azúcar).

Cuando el azúcar se disuelva, añadir el resto de vino y colocar a fuego lento durante media hora. Es importante que el vino no llegue a hervir. Comprobar el azúcar, por si se quiere más o menos dulce, retirar del fuego y deja reposar.

Para conservar la bebida, se debe colar y guardar en una botella.