Majestuosos templos y maravillas de la antigüedad conservadas a la perfección se fusionan con hermosos paisajes desérticos en Egipto. Un destino lleno de contrastes que invita a sus visitantes a disfrutar de una experiencia inolvidable.

Por: Nora Vega

Las personas que ya visitaron este destino recomiendan realizar un crucero desde Luxor hasta Asuán, recorriendo los lugares antiguos más icónicos de Egipto durante una semana. Este viaje clásico es una forma habitual de trasladarse, así como los faraones se movían por todo su imperio por el río Nilo; el elemento vital de la población de este país, que con una longitud de 6695 kilómetros, es considerado como uno de los ríos más largos en todo el mundo.

Por otra parte, si buscás una noche de salida romántica, el glamour de una cena a bordo de un yate en el Mar Rojo es algo que no falla nunca. Con salida desde el puerto de Sharm, las cenas en cruceros de lujo se han convertido en un fenómeno durante los últimos años. Algunos hoteles de lujo de Sharm El-Sheikh, como el Ritz-Carlton y el Dominia Coral Bay, iniciaron esta nueva tendencia.

El Cairo

Es la capital de Egipto y a la vez la ciudad más importante, ya que alberga importantes monumentos como la famosa Pirámide de Guiza, construida con 2,3 millones de bloques de piedra caliza; un hito del Antiguo Egipto. Esta estructura es la más antigua de las 7 maravillas del mundo antiguo y la única que aún se puede admirar construida.

Después de la puesta de sol en la bulliciosa ciudad de El Cairo, las famosas pirámides de la meseta de Guiza cobran vida en un escenario mágico de luz y sonido, brindando una experiencia imperdible. El espectáculo narra en una atmósfera cautivante la historia de Egipto y del misterio de la construcción de estas gigantescas estructuras.

También sería interesante incluir en el tour una visita al Museo Egipcio de Antigüedades, que sorprende por sus 100 mil objetos en exhibición, destacándose sobre todo la Galería de Tutankamón y la Sala de Momias.

Si es la primera vez que viajás a este país no desaproveches la oportunidad de vivir la experiencia de pasear en camello, es una de las actividades obligadas. Tip: lo mejor es ir al atardecer para contemplar el hermoso paisaje.

Lúxor

Lúxor es un lugar al que hay que ir sí o sí. La ciudad se encuentra a 700 kilómetros al sur de El Cairo y en ella se concentra el mayor número de monumentos de Egipto; tal es el caso del templo de Lúxor y Karnak, el Valle de los Reyes y de las Reinas y los colosos de Memnón.

El Museo de las momias, en Luxor, presenta el arte de la momificación en el Antiguo Egipto, muestra artilugios y momias. Aquí se puede aprender acerca de las técnicas de momificación especializadas para embalsamar muchas especies animales, como cocodrilos, gatos y peces. Los animales momificados de la colección son únicos de esta exhibición.

Una de las formas impresionantes de ver Luxor es sobrevolando la ciudad en globo aerostático a primera hora de la mañana. Vale la pena madrugar para ver cómo amanece en este precioso país. Esto, sin duda, impactará a cualquiera que lo realice, ya que la forma en que el sol cubre los magníficos templos e ilumina las verdes orillas del Nilo, es una imagen inexplicable.

Asuán

Situada en el sur de Egipto, es una ciudad que está ubicada en la primera catarata del Nilo y es más que nada conocida por ser el punto de partida para visitar el templo de Abu Simbel.

Dicha ciudad dispone de varios centros turísticos para visitar como la Isla de Elefantina, la Isla de Kalabsha y el Museo Nubio. Entre sus principales monumentos se encuentran el Obelisco Inacabado, el Mausoleo de Agha Jan y la moderna Alta Presa. También, merece la pena dar un paseo por el mercado de las especias.

Desde la antigüedad, Asuán es conocida por su terapia medioambiental: enterrar en arena las partes doloridas del cuerpo da excelentes resultados y puede aliviar dolencias tales como reúma, artritis, edema articular e inflamación de la piel. Un recomendado es el hotel Pyramisa Isis Island Aswan, un paradisiaco alojamiento cinco estrellas, ideal para relajarse y aprovechar las propiedades naturales, curativas y reconfortantes que ofrece el clima y ambiente.

Sharm El-Sheikh

Este es un destino ideal para los amantes de la playa, situado en la península del Sinaí, en la costa del Mar Rojo, es una ciudad que vive básicamente del turismo gracias a sus bellas playas. La zona más animada del lugar se llama Naama Bay y allí abundan los restaurantes y terrazas.

Su ambiente nocturno de fama mundial se traduce en que aquí no se necesita planificar nada: tan solo hay que salir a la calle. Este lugar cuenta con una gran variedad de bares y fiestas, incluidas aquellas con DJ internacionales como anfitriones, como Armin Van Buuren y DJ Tiesto.

Sharm El-Sheikh es indudablemente uno de los lugares más fascinantes para practicar deportes acuáticos en el Mar Rojo. La mayoría de los hoteles y complejos turísticos más importantes de Sharm ofrecen una variedad de actividades acuáticas de diversos tipos.

¿Qué heredamos de los egipcios?

Para empezar, fueron los egipcios los que establecieron los días de 24 horas y los años de 365 días, a fin de optimizar con esmero su producción agraria y sincronizarla con las implacables inundaciones del Nilo.

Asimismo, los granjeros egipcios fueron unos de los primeros en inventar el arado, que usaban para sembrar rápida y eficientemente interminables campos dorados bajo un sol abrasador. Sin duda, estas contribuciones han revolucionado el mundo tal como lo conocemos, pero incluso sus invenciones menos influyentes siguen sorprendiendo a los investigadores hasta hoy.

A los egipcios se les atribuye la invención del maquillaje de ojos, una sofisticada lengua escrita, el papel de papiro (un secreto muy bien guardado hasta 1965), las pastillas de menta y la pasta de dientes para lidiar con los problemas dentales, el deporte de los bolos, la primera barbería e incluso las primeras cerraduras.

Además, templos, pirámides, tumbas y esfinges de la época faraónica se entremezclan con mezquitas musulmanas e iglesias para dar lugar a un país único, lleno de magia y espiritualidad. Con lo dicho, no hay dudas que es un destino ideal para las próximas vacaciones, ya que esta civilización ancestral aún tiene muchas historias que contar.