En los últimos años, ha florecido una serie de diseñadores de indumentaria que ya se han consagrado como de peso pesado en la industria e, incluso, han dejado su huella en la historia de la moda ¿Cuál es la mirada masculina dentro del mundo fashion? Analizamos a los referentes más emblemáticos del sector.

Por: Matías Irala

Debatir sobre la competitividad dentro del mundo fashion no es una idea, es toda una declaración de intereses para posicionarse en una plataforma que automáticamente cambia de interés de la noche a la mañana. ¿Cómo sostenerse ante tan tremenda demanda? Ingenio y perseverancia son los ingredientes que cualquier diseñador debe hacer gala.

Dries Van Noten: Encanto sutil

Este diseñador belga lleva más de veinticinco años dentro de la industria de la moda. Sus prendas son una amalgama de elementos folclóricos que a estas alturas es su seña de identidad en cualquier desfile. "La artesanía forma parte de mi identidad", declara.

Una de las particularidades de Van Noten es su capacidad para conjugar elementos eclécticos y atemporales dentro de sus propuestas, con ciertos regustillos excéntricos y una clara decantación por abrazar lo que él considera es la esencia total de la moda: El arte.

John Galliano: El enfant terrible

Sí hablamos de rebeldía dentro de la moda, automáticamente el nombre de Galliano es una cita clave en materia de comportamiento. Este diseñador gibralteño fue apadrinado por el empresario Arnault, que primeramente lo posiciona como creativo de la marca Givenchy para posteriormente direccionarlo como mentor de Dior.

El histrionismo de Galliano automáticamente hizo acto de presencia en sus desfiles, que se caracterizaron por sus fastuosos montajes, una gran carga teatral y una reinvención constante en materia de tipologías.

En el año 2011 un escándalo afectó su carrera, obligándolo a dejar la icónica firma francesa, dando paso a una larga pausa dentro de su profesión. Cuatro años después vuelve al ruedo mediático, esta vez al frente de la marca Maison Margiela. Desde entonces ha mantenido un perfil bajo en los medios de prensa.

Alessandro Michele: Seductor de millenials

El diseñador italiano saltó a la fama mundial tras erigirse como el nuevo director creativo de Gucci. ¿Por qué Michele se ha vuelto una figura insigne de la moda actual? Probablemente, porque ha logrado captar una gran cantidad de jóvenes a través de sus propuestas llenas de elementos nostálgicos a tal punto de convertir a la firma Gucci, en una marca de interés creciente entre la generación millenial.

Su más reciente colección encendió las redes sociales, debido a las complejas yuxtaposiciones de prendas de diferentes épocas con una estética punk anodina para algunos críticos pero que, definitivamente, atrajo las miradas de miles de jóvenes en las redes sociales, demostrando que el ADN actual de la moda se encuentra en el escenario digital

Demna Gvasalia: Provocador de masas

Demna es el nuevo director creativo de la firma Balenciaga pero fue conocido en el mundillo fashion gracias a su marca Vetements, la cual se caracteriza por su estilo underground, para nada estructurado y ajeno a las tendencias. ¿Cómo terminó alguien tan dispar a los principios clásicos en una firma como Balenciaga?

"La moda debería hacer reflexionar, no soñar", responde el diseñador a los medios internacionales, obligando a cambiar las percepciones en torno al concepto de lujo que caracterizaba años atrás a Balenciaga. Gvasalia encuentra comodidad en lo grotesco y lo inusual; así lo demostró en su colección otoño-invierno 2016 para la firma francesa de origen vasco. Allí vimos sudadera largas que ocultaban los brazos, personas de la tercera edad haciendo de modelos y figuras oversize.

Shayne Oliver: Diseño subversivo

Shayne Oliver es el diseñador y mentor creativo de la firma Hood by Air, que ha logrado colarse entre las marcas más emblemáticas de la actualidad por sus profundos cuestionamientos en torno al vestir.

Y es que al igual que Gvasalia, Shayne ha hecho de lo "raro" una ventana para exteriorizar una nueva filosofía estética. "Lo que hago está destinado a incomodarte", declara el diseñador a medios internacionales. Conscientes o no de si realmente las propuestas del joven Shayne pueden considerarse fashion, definitivamente su creatividad es el reflejo de los tiempos que atravesamos.

Santiago Artemis: Irreverencia fashionista

Artemis es un joven de 26 años que ha posicionado el diseño argentino nuevamente en el ojo internacional, gracias a propuestas que traducen su gusto por lo clásico y lo mejor de la extravagancia porteña.

Sus creaciones se centran en las texturas, siluetas ceñidas en las cinturas que van acompañados de accesorios ostentosos que le han valido para vestir a estrellas de la talla de Katy Perry, Britney Spears o la propia Susana Giménez.

"Soy un gran observador", confiesa al ser consultado sobre cómo logra atraer un público joven y adulto a consumir su marca.