Representantes de las empresas tabacale­ras acudieron ayer al llamado de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores para discutir sobre el incremento del impuesto al tabaco en el país. El gre­mio dejó en claro que están de acuerdo con un incremento gradual de 1 o 2 puntos por­centuales y no de un incre­mento desmedido, tal como pretenden legisladores de la oposición.

Al respecto, el presidente del gremio tabacalero y gerente de Tabacalera del Este Socie­dad Anónima (Tabesa), José Ortiz, señaló que el aumento en forma abrupta del grava­men al tabaco podría poten­ciar el mercado negro.

Ortiz aclaró que los empresa­rios tabacaleros no rehúyen de sus obligaciones y que el aumento del tributo no debe superar el 10%. El empresario comentó que el aumento de 2 puntos porcentuales repre­sentaría un incremento del tributo al Estado de unos 15 a 20 millones de dólares al año. Actualmente el impuesto selectivo al consumo (ISC) es del 16%.

En tanto, con la propuesta de los legisladores oposito­res se incrementaría en un 300% el precio del producto final al consumidor. La pro­puesta de los legisladores del Frente Guasu es aumentar el impuesto del 16 al 30%.

Asimismo, pidió a los legisla­dores no copiar fórmulas erróneas de otros país y habló de que la actual carga imposi­tiva del país es moderada, lo que permite que toda la socie­dad sea beneficiada. "Si hoy está en 16% se puede pasar al 17 o 18 puntos porcentuales. Cuando un país tiene una polí­tica muy agresiva de impues­tos, entonces empiezan a huir las empresas de ese país o se genera la evasión fiscal. Acá el sector tabacalero paga ínte­gramente sus impuestos. Yo creo que el nivel de evasión es cero", explicó el empresario.

En otro momento, señaló que de aplicarse el aumento del impuesto podrían gene­rarse efectos negativos en el mercado paraguayo como la invasión de productos de contrabando. "Va tener una disminución brutal de la producción, se va a generar un mercado negro dentro del territorio paraguayo, van a invadir los productos de con­trabando de China e India, como ocurre en todos los paí­ses cargados de impuestos", sostuvo el empresario.­

“Riesgo de una doble imposición”

JUAN DARÍO MONGES- SENADOR OFICIALISTA
JUAN DARÍO MONGES- SENADOR OFICIALISTA

"Aquí hay un interés muy inusitado, un apuro, en producir dic­tamen. En las condiciones que se van a dar corren el riesgo de hacer una doble imposición. Recién estuvimos hablando y a las apuradas querían dictaminar los dos proyectos", indicó el sena­dor Juan Darío Monges, líder de bancada oficialista Colorada, al salir de la reunión de la Comisión de Hacienda.

Indicó que de dictaminarse a favor, la bancada no acompañará, en razón a que se estará aplicando un doble impuesto al mismo producto. "Va a ser un precedente nefasto para otros productos suntuosos que contribuyen también a los ingresos fiscales", precisó.

Añadió que de lograr la aprobación de este doble impuesto, no solo significaría el aumento del 30%, "sino que estaría oscilando de acuerdo a la comercialización en el mercado más de 400%, del incre­mento en términos reales", indicó.