El líder del movimiento Colorado Añetete, el senador Mario Abdo Benítez, argumentó que su sec­tor no pretende impugnar la precandidatura a la Senaduría del presidente de la República, Horacio Cartes, quien aspira a ocupar una banca como sena­dor activo en el periodo 2018-2023 a través del movimiento Honor Colorado.

"Nosotros no vamos a impug­nar al presidente Horacio Car­tes porque en su momento ya se construyeron anteceden­tes que hoy no consideramos apropiados. De hecho, yo mismo impugné la candida­tura de Nicanor Duarte Fru­tos en aquel momento cuando sería senador. Hoy, la Justicia está subordinada al Ejecutivo y no hay posibilidad de ana­lizarlo rigurosamente, pero respetamos a aquellos que lo hacen", mencionó Abdo Bení­tez, quien junto a su compa­ñero de fórmula, el diputado Hugo Velázquez, buscará lle­gar al Poder Ejecutivo.

De hecho, desde el oficialismo colorado se menciona que no existen impedimentos para la precandidatura del mandata­rio, quien encabeza la nómina de su movimiento para el cargo de senador bajo la pos­tura de que existen "reglas establecidas" por el Tribunal Superior de Justicia Electo­ral (TSJE) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que dan vía libre a un ex presidente a pug­nar por una banca en el Con­greso Nacional, como parla­mentario "activo", no vitalicio (con voz y sin voto).

Duarte Frutos había logrado que la máxima instancia judi­cial permita que forme parte de la Cámara Alta como miembro titular para el periodo 2008-2013. La medida fue firmada por los ministros Alicia Pucheta, Antonio Fretes y Víctor Núñez. Sin embargo, no asumió debido a la falta de una mayoría que diera quórum al Senado las veces que pretendió jurar.

La primera nucleación en men­cionar que buscarán dejar sin efecto las intenciones políticas de Cartes fue el Partido Demo­crático Progresista (PDP).