Los privilegiados funcio­narios del Banco Cen­tral del Paraguay (BCP) nucleados en el Sindicato de Graduados y el Sindicato de Trabajadores (Sintra) resolvie­ron en una asamblea ir a huelga en reclamo a la devolución del Ministerio de Hacienda y Secre­taría de la Función Pública del pedido de ampliación presu­puestaria de G. 4.000 millones para ascensos y cobro por título universitario.

El reclamo está enmascarado dentro de la firma del con­trato colectivo para asegurar la carrera bancaria y la amplia­ción presupuestaria, que se encuentra en el Congreso y es necesaria para el sustento de dicha cartera, según mencio­nan los miembros de los sin­dicatos. La reprogramación presupuestaria permitiría contar con los fondos necesa­rios para el ascenso de cerca de 400 empleados, entre los cua­les están aquellos que esperan el "plus por título" o graduación universitaria.

Los funcionarios esperan cobrar un plus para sus almuer­zos por trabajar ocho horas dia­rias, de lo contrario reclaman que su presencia en la entidad sea reducida a seis horas por jornada. Este pedido sería en el orden de 20.000 a 30.000 gua­raníes diarios.

Desde el lunes 18 de la próxima semana y por período de cinco días, los agremiados irán a huelga, pese al esfuerzo del Directorio para que ello no ocurra con el pedido de amplia­ción que fue dirigido al Con­greso Nacional, pero que no es asentido por el Ejecutivo, ya que desde el año pasado vie­nen presionando por la repo­sición del tercer aguinaldo y de bonificaciones especiales (presentismo, viáticos, cobro por títulos académicos, etcé­tera.), que están lejos de ser meritorios para dicho reclamo.

La decisión de quitar los agui­naldos extras fue tomada por el Ejecutivo en los entes y en la nómina de funcionarios per­manentes y contratados del BCP correspondiente a mayo del 2016 revela que el promedio de salarios de los funcionarios es de 15 millones de guaraníes.

En mayoría, las remuneracio­nes van de G. 8.000.000 a G. 50.000.000. Incluso hay tra­bajadores con apenas el bachi­llerato concluido, pero que per­ciben entre G. 10.000.000 y G. 27.000.000.