El presidente de la Repú­blica, Horacio Cartes, aprovechó la presen­cia de pequeños productores en la presentación de informe de gestión del ministro de Agri­cultura y Ganadería, Juan Car­los Baruja, para fustigar a los líderes del Frente Guasu y cam­pesinos que "llegaron a la capi­tal para hacer paseítos".

El mandatario aseguró que en su gestión, el dinero llega a los más desprotegidos y no queda en los dirigentes socia­les, por lo que no se va a dejar amedrentar por los sectores que impulsaron la ley del Sub­sidio, que él terminó vetando y ahora queda en manos de par­lamentarios. "Estos que vienen son más políticos que produc­tores, hay que pedirle al Frente Guasu que asuma su responsa­bilidad con ellos, que deje de extorsionar. (..) No van a hacer paseitos por la ciudad que nos van a amedrentar", puntualizó.

Añadió que la mayor parte de los campesinos que marcha en la capital tienen más inte­reses políticos que de ayudar al sector. "Estamos trabajando, saben que estamos convenci­dos de que queremos las mis­mas cosas y estamos luchando por las mismas causas. No nos van a intimidar ni Frente Guasu. (..) El gran problema en toda la vida que el dinero salía para los pobres, que el dinero salía para el pequeño produc­tor y nunca recibían nada, queda en estos que hoy vienen a protestar y a molestar en el microcentro", reveló.

También hizo una autocrí­tica de su partido, apuntando a quienes impulsan la inicia­tiva del subsidio, con la opo­sición también estuvieron en gobiernos anteriores y no brindaron solución que reque­ría el pequeño productor, pero aseguró que su gobierno está haciendo los esfuerzos para cumplir.

"Estamos haciendo el esfuerzo que nunca se hizo. (..) Nos tie­nen que juzgar por lo que hace­mos. Acaso nuestro querido Partido Colorado no estuvo 61 años en el poder y luego lo que ustedes están pasando no es culpa de nuestro partido. Yo les pido disculpas, toda esa ausencia del Estado que tanto tiempo tuvimos con ustedes, cuando te dicen falta que vaya por el campo yo les invito a esos que reclaman a revisar números", reclamó el manda­tario desafiando a comparar estadísticas.