El ex ministro de Hacienda durante el período del liberal Federico Franco, Manuel Ferreira, mencionó que el establecimiento del impuesto a la soja será "destructivo" para la economía del Paraguay. Desmintió la postura de que el sector sojero no tribute impuesto y expresó que el impacto del mismo no centrará solo en el sector agrícola. "No es cierto que la soja no paga impuestos. La soja tiene un IVA del 5 por ciento que se devuelve solamente la mitad, el 2,5 por ciento, y paga el Iragro que tiene una tasa del 10 por ciento. Las mismas tasas que tienen las empresas no agrícolas al pagar Iracis. Esto del impuesto a la soja es destructivo", dijo a través de su cuenta personal en la red social Facebook.

El ex secretario de Estado reiteró que la tasa es realmente el 20 por ciento sobre las ventas. "Tampoco se devuelve el IVA y ningún otro impuesto. Esto será retenido al agricultor en el silo por parte del acopiador. Se le tiene que sumar el Iragro que no queda derogado", sostuvo.

Argumentó que mediante el establecimiento del gravamen los granos como la soja, el maíz y el trigo terminarán desapareciendo. "Desaparecen maíz y trigo de forma inmediata porque no dan los márgenes. La soja desaparece en los lugares de menos rendimiento, como por ejemplo San Pedro y después en los lugares de mayor rendimiento. Con la situación de los agricultores a nivel financiero, se rompe la cadena de pagos. La cartera en default de los bancos llegaría a 3.300 millones de dólares. El impacto no es solo agrícola, es nacional", manifestó.

Un total de 500 productores del distrito de Yguazú repudió la idea de establecer un 15 por ciento a la exportación de granos tal como lo pretende el sector del Frente Guasu (FG). Anunciaron a su vez varias movilizaciones.