En la disidencia colorada surgen fuertes conflictos entre sus miembros en torno a la conformación de la chapa presidencial que deberá enfrentar al oficialismo en las elecciones internas previstas para el próximo 17 de diciembre. Las discusiones se centran entre los simpatizantes del vicepresidente de la República, Juan Afara, y del titular del movimiento Colorado Añetete, el senador Mario Abdo Benítez, debido a que en ambos sectores imponen que su representante encabece la chapa por la titularidad del Poder Ejecutivo.

"Marito tiene una postura que viene desde hace dos años, que consiste en defender los intereses nacionales. Afara tiene todas las alternativas de querer ser presidente de la República, pero hace un mes estaba en el mismo equipo. La ciudadanía no es tonta, la gente sabe quién soportó los ofrecimientos, presiones y defendió los intereses de la República", arremetió el vicepresidente segundo de Diputados, Dany Durand.

El parlamentario "marista" señaló también que Afara y sus bases acompañaron supuestos hechos ilícitos realizados por el oficialismo colorado. "Afara se quedó calladito en la defensa de la Constitución Nacional, su sector puede decir que estuvieron callados cuando se hizo los hechos ilícitos como la firma de muertos", dijo. Las declaraciones del legislador surgen tras el pedido de los adherentes del itapuense, quienes sostienen que el mismo debe liderar la chapa de la convergencia pro-ciudadana.

En tanto que en la Cámara Alta los legisladores disidentes se manifiestan a favor de la dupla Mario Abdo Benítez – Hugo Velázquez, como la fórmula para las próximas elecciones. Estiman que en la primera semana de junio se definiría la chapa. En ese sentido coincidieron los senadores Silvio Ovelar y Óscar Salomón, quienes señalaron que en forma personal "les gustaría" que sea esa la dupla.