Integrantes de la bancada del Frente Guasu presentaron este viernes en conferencia de prensa el proyecto de ley "De prevención y atención de personas en riesgo de Suicidio" cuyo objetivo es la prevención y la generación de un sistema de atención, contención, tratamiento y prevención de las personas en riesgo.

El mismo también pretende alentar no sólo a los servicios públicos sino también a toda la comunidad educativa, laboral, social, religiosa a involucrarse en la reducción de este grave problema.

El proyecto de ley se sustenta en los numerosos casos a nivel nacional e internacional, teniendo en cuenta que en Paraguay una persona comete suicidio por día, integrando así el grueso de las 800.000 personas que cada año deciden sacarse la vida (una muerte cada 40 segundos).

En lo que va del año, en Paraguay ya hubo 264 casos de suicidio, lo que la convierte en la tercera causa de muerte en el país.

El mayor índice de suicidios se da en personas de 18 a 29 años y afecta más a los hombres (74%). Mientras que entre las mujeres, las menores de 13 años registran mayores índices de suicidio, también las que tienen entre 14 y 17 años registran mayor riesgo que los hombres en esas edades.

Desde el Frente Guasu alegan que el suicidio debe ser abordado y prevenido, ya que pueden ocurrir hasta 20 intentos suicidas antes de consumarse el hecho. La mayoría de los casos de suicidio dan signos de advertencia verbal o en comportamientos/conductas. Es importante conocer estos signos y contar con medios de alerta y servicios prontos, rápidos y eficaces para marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Por medio de este proyecto de ley, el Ministerio de Salud deberá elaborar un Plan Nacional de Prevención del Suicidio y atención de personas en situación de riesgo, elaborar e implementar un Manual y un Protocolo de Atención e intervención, así como habilitar un servicio de atención telefónica de emergencia para la contención de personas con intentos suicidas.

La cartera de Estado también deberá ejecutar campañas de comunicación para la prevención y la difusión de servicios sociales disponibles para personas en crisis y riesgo de suicidio, proveer dentro de los servicios médicos, servicios de consultas sicológicas y siquiátricas, entre otras acciones.