La Presidencia de la República informó que, en el día en que cumple cuatro años de haber sido electo como Gobernante del país, el Jefe de Estado, Horacio Cartes, destacó el honor que significó para él ser distinguido con ese mandato por la ciudadanía y reiteró su compromiso de gestión pública para con todos los paraguayos, especialmente con aquellos compatriotas de sectores menos favorecidos.

Haciendo una rápida retrospectiva, el presidente Cartes resaltó que aquel 21 de abril del 2013, cuando se dieron a conocer los resultados de las urnas, se constituyó en "el mayor honor" de su vida.

"Los presidentes y presidentas somos pasajeros, pero son nuestros países y sus pueblos los que perduran siempre en la hermandad y progreso. Seguiremos trabajando para construir el futuro todos los días", añadió.

Insistió también en que su gestión como gobernante se ocupa siempre de "generar oportunidades para los sectores humildes y vulnerables a fin de romper el círculo de la pobreza."

"Compartiendo con los más humildes y escuchando sus inquietudes, entendí que la gente no quiere ni pide limosnas. Ellos reclaman oportunidades y mi gobierno, está comprometido a generar ambiente de oportunidades para todos, con énfasis en la justicia social", expresó el mandatario.

LOS MARGINADOS

El presidente Cartes se refirió también al sector de la tercera edad y admitió que el descuido estatal en el que los adultos mayores se encontraban lo afectó de manera íntima.

"Si algo ha tocado mi corazón y me hace derramar lágrimas, es ver a personas de la tercera edad que aparentemente no tienen derecho a tener esperanzas", manifestó, al tiempo de mencionar como una de las medidas de urgencia la inauguración del Hospital Geriátrico, en San Bernardino.

MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

Ya en el plano internacional, el jefe de Estado refirió que Paraguay apuesta al fortalecimiento de las relaciones con los organismos regionales y mundiales, para consolidar la democracia, fomentar la cooperación y la integración, así como la vigencia de los derechos humanos.

"Las futuras generaciones no nos recordarán por nuestras diferencias, sino por nuestros esfuerzos, coincidencias y compromisos para lograr el objetivo común de desarrollo y justicia social de nuestros pueblos", finalizó.