• POR VIVIANA ORREGO
  • viviana.orrego@gruponacion.com.py

Pintan, juegan y can­tan los hijos de tra­bajadores en los toldos habilitados por el Pro­grama Abrazo de la Secre­taría Nacional de la Niñez y Adolescencia (SNNA) en la zona de la basílica de Caa­cupé durante la festividad Mariana. Así, la secretaría de Estado garantiza la pro­tección de los menores que deambulan detrás de sus padres.

"Aquí instalamos un taller de juegos, dibujo y pintura para los más pequeños en el marco del Operativo Caa­cupé. Trabajamos con los niños en varias temáticas y principalmente en los dere­chos de la niñez, a modo de entretenerlos y resguardar­los durante el tiempo que los padres estén trabajando", indicó Claudia Marín, coor­dinadora distrital del Pro­grama Abrazo y agregó que en caso de que los peregri­nos vean a niños en peligro o deambulando por las calles pueden solicitar un móvil para trasladarlos a los cen­tros del Programa Abrazo llamando al 147.

PUESTOS DE ATENCIÓN

Los puestos de atención a niños se encuentran en la plaza Teniente Fariña, ubicada en frente a la basílica y en Kurusu Peregrino, en ambos lugares, los funcionarios de la SNNA brindan información a los devotos y turistas. Allí también instalaron un pequeño espacio con juegos de mesa, pinturas y papeles para los niños que se acerquen hasta el lugar.

Se habilitaron, además, un centro abierto en la Escuela Santa Teresita y otro de pro­tección en la Guardería Muni­cipal de Caacupé, donde los pequeños pueden ir a comer, bañarse y dormir.

NIÑOS NO ENTIENDEN DE DIFERENCIAS

Dos niños se encontraban jugando y riendo a carca­jadas en una de las carpas de la SNNA, uno de ellos era indígena y hablaba en otro idioma, pese a ello, se entendían y compartían con la inocencia propia de su edad.