Una intensa lluvia cayó ayer sobre gran parte del país causando nuevamente des­trozos, como árboles caí­dos, viviendas destechadas y miles de usuarios de la Ande quedaron sin energía eléc­trica. La tormenta dejó dos víctimas fatales, una en Altos y otra Atyrá.

La zona más afectada fue la ciudad de Villarrica, donde cayó un fuerte temporal. El viento provocó caída de árbo­les, que dañaron varias insti­tuciones y comercios. Igual­mente, se reportó que en las demás ciudades del Guairá cayeron enormes árboles y se desplomaron parte de algu­nas viviendas, como el techo del cuidador del Club de Leo­nes local. La torre de recep­ción de señales del Canal 2 Telecable también se vino abajo.

Los pobladores de Cordi­llera nuevamente sufrieron los rigores de la naturaleza. Incluso reportaron caída de granizos que afectaron viviendas y cultivos.

Este es el tamaño del granizo caído en Valenzuela, departamento de Cordillera.FOTO: GENTILEZA
Este es el tamaño del granizo caído en Valenzuela, departamento de Cordillera.FOTO: GENTILEZA

ANDE

La Ande informó que las con­diciones climáticas fueron responsables de que miles de usuarios quedaran sin ener­gía eléctrica. Los problemas se originaron entre las 17:24 y las 18:15 en 43 alimentado­res de 23.000 voltios.

Los centros de distribu­ción afectados fueron los de Asunción, Lambaré, Limpio, Guarambaré, Itauguá, Fer­nando de la Mora, Limpio, San Lorenzo y Luque. El ente estatal asegura que el servicio se irá normalizando mientras mejoren las condiciones cli­máticas y en tanto no se verifi­quen averías de consideración en las líneas de distribución. Para reclamos, recordaron que los usuarios pueden lla­mar al teléfono 160.