El clan Zuccolillo, desde hace 14 años, es una de las piezas claves en la industria tabacalera del país.

Por JORGE TORRES ROMERO

En los últimos años, el volumen de factu­ración de Mercurio SA Editorial Gráfica, per­teneciente al clan Zuccoli­llo, llegó a alcanzar US$ 1 millón por mes gracias a la impresión de las cajetillas para la empresa Tabaca­lera del Este (Tabesa), per­teneciente al Grupo Cartes. Por cuestiones técnicas que hacen a la calidad del pro­ducto, el directorio de la tabacalera decidió dismi­nuir la producción con la imprenta de ABC Color, por lo que su facturación men­sual bajó a US$ 150.000. Coincidentemente, tras esta decisión, el clan Zuccolillo comenzó una campaña de desprestigio en contra de quien durante 14 años fue su principal cliente en la imprenta.

Mercurio SA opera no sola­mente con Tabesa, sino tam­bién con otras empresas del rubro ubicadas en las zonas fronterizas del país, por lo que esos US$ 100 millones que facturó a una de las empre­sas del Grupo Cartes, en los últimos 10 años, podría ser mucho mayor, ya que la misma imprenta de ABC Color se oferta como especialista en la industria tabacalera.

Al respecto, el pre­sidente del directorio de Tabesa, José Ortiz, manifestó que los medios de comunicación del clan Zuccolillo hablan hacia un sentido sobre la indus­tria tabacalera, mientras que, en paralelo, la misma empresa está buscando más negocios en el rubro. "Desde hace tiempo que vemos una conducta de doble moral", afirmó el empresario.

Ortiz confesó que de un tiempo a esta parte han detectado problemas técni­cos en los productos elabo­rados por Mercurio, por lo que fueron bajando los nive­les de producción del trabajo.

"Nosotros decidimos dismi­nuir el volumen de compras y de ahí fue aumentando la campaña en contra nues­tra. Ahora se tomaron de un caso de investigación interna en los EEUU. Siempre supi­mos de gente que informaba de nuestra producción, pero como Tabesa es de altísima calidad técnica, el nivel de nuestros productos es reco­nocido internacionalmente por todos los proveedores de tecnología. Somos exigentes con nuestros proveedores y cuando vemos un problema se corta o disminuye el tra­bajo", relató.

El clan Zuccolillo (Miky, Acero y Natalia) es uno de los eslabones más importantes de la industria tabacalera del país.
El clan Zuccolillo (Miky, Acero y Natalia) es uno de los eslabones más importantes de la industria tabacalera del país.

“ASQUEROSA DOBLE MORAL”

El empresario calificó de "asquerosa" la doble moral del Grupo Zuccolillo. "No entiendo cómo, si sos el dueño de la empresa que factura US$ 1 millón al mes, estás tirando bosta contra el negocio y se toma de una cuestión absurda. Ellos saben que para exportar a EEUU se debe pasar como 10.000 radiografías y nos habilitaron en 46 estados. Esa es la noticia, que pasa­mos todas las pruebas", puntualizó.

Reiteró que el recorte en la producción para la imprenta de Abc fue por una cues­tión estrictamente técnica.

"Como presidente del direc­torio de la empresa, decidí recortar por razones técni­cas y a partir de allí vinieron las presiones a través de sus publicaciones", indicó Ortiz.

SIN ÉTICA NI MORAL

El empresario tabacalero manifestó refiriéndose a Aldo "Acero" Zuccolillo que siempre ha gobernado el país a través de sus medios. "Un proyecto pasa a ser bueno o malo de acuerdo a su bene­ficio. Por ejemplo, tal vez si en Aña Cuá llega a tener una participación dejará de ata­car al proyecto", añadió.

Acerca de las publicaciones en contra de Tabesa, Ortiz señaló que le llamó la aten­ción la manera en la que actuaron y que hasta pare­cía programada la jugada.

"Hubo algunas publicacio­nes fuertes en contra de la empresa y ese día llego a la fábrica y veo a la gente del área comercial de Mercurio sentados ahí esperán­dome. Te saludan como si nada y piden más volu­men de trabajo. Entonces, decidí bajar la producción y de facturar US$ 1 millón por mes, le bajamos a US$ 150 mil al mes, y me ima­gino que eso les perjudicó y, ¡oh casualidad!, des­pués de ese recorte se aga­rran de ese reporte para la campaña de la semana pasada", explicó.

­

Paquetes con impresiones hechas por Mercurio SA, listos para su entrega a Tabesa.
Paquetes con impresiones hechas por Mercurio SA, listos para su entrega a Tabesa.

ALEVOSA MANIPULACIÓN

Ortiz también dijo que siem­pre manejó los números de la empresa de manera cau­telosa, pero ante la alevosa manipulación del medio del clan Zuccolillo decidió dar la información.

"La gente tiene que saber cuando alguien tan poderoso como Zucco­lillo tiene esta doble moral. Si alguien quiere gobernar el Paraguay que se postule, pero que no ejerza por una cues­tión económica a través de un medio. Eso es inmoral, enton­ces dijimos que se conozcan esos números", argumentó.

En la web de Mercurio SA se destaca que forman parte del grupo Zuccolillo.
En la web de Mercurio SA se destaca que forman parte del grupo Zuccolillo.

Finalmente, el tabacalero contó que, en la cadena de provisión del negocio del cigarrillo, lo más cos­toso es el tabaco porque usan una alta calidad, pero en la segunda línea ya viene el empaquetado o el producto gráfico.

"Por el volumen, lejos es el empaquetado el segundo eslabón en la cadena pro­ductiva. El señor Zuc­colillo se vio altamente beneficiado en los últi­mos 20 años con la indus­tria tabacalera. Por ello es inadmisible su falta de moral y ética. Con­cluimos que a esta gente no le conviene el desarro­llo del país, le conviene que el país vaya despa­cio, entonces compran el país. Sus negocios cre­cieron muy bien, pero te pintan como si fuéramos el peor país del mundo. Hubo una decisión mía de no trabajar con esta gente y ahí comenzó la ridícula campaña", concluyó.

La imprenta de AZ se jacta de ser especialista en el sector tabacalero.
La imprenta de AZ se jacta de ser especialista en el sector tabacalero.

“MIKY” NO QUISO HABLAR CON LN

Cerca del mediodía de ayer intentamos conversar con Miguel Ángel "Miky" Zaldívar, el yerno de Aldo "Acero" Zuccolillo, esposo de Nata­lia Zuccolillo, actual directora periodística del diario Abc Color, para que el mismo tenga su descargo sobre las publicaciones de nuestro diario.

Sin embargo, el esposo de Natalia respondió que no tenía nada que decir a nuestro medio y cortó abruptamente la comunicación sin que pudiéramos formularle alguna pregunta.

De todos modos, Zaldívar, quien funge de presidente de la empresa Mercurio SA, Editorial Gráfica del clan Zuccolillo, tiene las páginas de LN a su disposición para cualquier aclaración o puntualización que quiera realizar sobre las publicaciones de La Nación que expone con cifras y documentos que el grupo Zuccolillo es el segundo esla­bón clave en la industria tabacalera del país.