Dicen que lo único que una persona no podrá cambiar nunca es su pasión. La de Fernando López Benítez es probablemente el hurto desmedido, tanto que durante la audiencia preliminar se atrevió a robar el cargador de celular de la secretaria de la jueza Lici Sánchez.

El hecho ocurrió el viernes pasado durante una gestión de procedimiento abreviado que realizaba la magistrada a beneficio de López, acusado junto a Rodolfo Paredes de hurtar una mochila.

Tanto López como Paredes fueron hallados culpables y la jueza los sentenció a 2 años de cárcel. Ambos salieron del juzgado y fueron llevados al recinto donde aguardaban ser trasladados a la penitenciaría.

Mientras esperaban los trámites que se suelen realizar, la situación no seguía en orden. La secretaria de la magistrada aseguraba que su cargador había desaparecido.

Entonces, se ordenó a los guardias que revisaran a los recientemente sentenciados. Así se comprobó que uno de los procesados, Fernando López, había sido el audaz ladrón que llevó el cargador de la persona que acompañaba los trámites a la jueza Sánchez.

Luego de comprobar lo sucedido, la jueza ordenó que ambas personas fueran nuevamente a su despacho y advirtió que registraría lo sucedido como un antecedente para que en caso de que soliciten la suspensión de la ejecución de la condena no les sea dada.