• Lorenzo Agüero. Corresponsal.

Con mucho dolor y tristeza recordaron dos años del asesinato de los tres suboficiales a manos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en la colonia de Jaguarete Forest. Ayer se cumplieron 2 años del asesinato de Agustín Romero, Roque Salinas y Crispín Rojas, quienes prestaban servicio en el puesto policial de Jaguarete Forest, San Pedro. En aquella ocasión fueron a verificar una llamada de alerta y cuando retornaban al puesto fueron emboscados, asesinados a tiros y luego quemada la patrullera.

Se ofició una misa en el mismo puesto, a cargo del padre Milciades Velázquez, capellán de la Policía Nacional. Hasta el lugar llegaron los familiares, amigos y viudas de los uniformados caídos, además varios pobladores de la zona.

Regina Vda. de Rojas mencionó que "se cumplen dos años del asesinato de nuestros esposos y seguimos luchando para conseguir la indemnización que hasta ahora no cobramos. En vista a eso, el jueves 20 de julio viajaremos hasta Asunción para manifestarnos porque muchas veces nos mintieron".

Por su parte, el padre Milciades Velázquez, capellán de la Policía Nacional, indicó que "es un momento de mucha tristeza, pero con la esperanza de seguir con la ayuda de Dios y hoy como nunca vinimos para tener la fortaleza para poder continuar con nuestra misión, igualmente la esperanza de que se tenga otra imagen de Jaguarete Forest y no como una zona conflictiva", concluyó.