Una importante reunión se realizó ayer en el Ministerio de Industria y Comercio para hablar sobre las trabas para la puesta en ejecución del sistema de estacionamiento tarifado en Asunción.

El encuentro se realizó con el viceministro de Industria, José Luis Rodríguez Tornaco; la gerente de Parxin, María Angélica Insaurralde, y el representante de la empresa Parx de Israel, David Silbenberg. La firma Parx es socia del consorcio ganador de la licitación internacional para prestar el servicio de control del estacionamiento controlado y tarifado en Asunción.

El encuentro sirvió para conversar sobre la situación por la que atraviesa el consorcio Parxin. Una de las preocupaciones es la definición sobre el dictamen de la Contraloría General de la República que recomienda a la Municipalidad de Asunción rescindir el contrato con la empresa. De acuerdo con las estimaciones, la empresa ya realizó una importante inversión de US$ 2 millones y además, la capacitación de personal que estará trabajando para el control y supervisión de los aparcamientos.

Los representantes no descartan incluso demandar a la municipalidad y al Estado, porque se los "invita para invertir en el país y no se cumplen los procesos", según manifestó David Silbenberg, el director ejecutivo de Parx.

"Perdemos dinero día a día y no podemos empezar el proyecto", lamentó. Aseguró que preocupa la inseguridad jurídica generada con las postergaciones aprobadas por la Junta Municipal de Asunción.