El sistema del metrobús, cuyo troncal central está en plena construcción sobre la ruta Mariscal Estigarribia, tendrá un total de 16 bocas alimentadoras, que no solo cubrirán los barrios de Asunción por donde hoy van varios ómnibus que circulan por esa ruta y la Avda. Eusebio Ayala, sino además vendrán desde las localidades de Capiatá, Areguá y J. Augusto Saldívar.

El coordinador del proyecto, José Tomás Rivarola, explicó que las alimentadoras servirán para llevar a los pasajeros hasta la terminal del bus de transporte rápido (BTR), que estará situada en las inmediaciones del Campus de San Lorenzo. Las alimentadoras serán unidades nuevas que estarán integradas al metrobús y sobre todo se tendrá un solo pasaje. Agregó que el sistema permitirá hacer los transbordos sin pagar otro pasaje. Siempre y cuando no cambie el sentido del viaje (ida o vuelta), no se le cobrará un nuevo pasaje, aunque en todas las ocasiones pase la tarjeta.

"Un ejemplo: si una persona sube en J. Augusto Saldívar y quiere llegar hasta el hospital central del IPS, abordará el bus alimentador que le traerá hasta la terminal de San Lorenzo. Allí tomará el metrobús, semiexpreso, que para en algunas estaciones y al llegar a la estación Médicos del Chaco volverá a abordar otro alimentador, sin pagar otro pasaje, para que llegue a destino", explicó.

Si bien la circulación de transporte público por el troncal será exclusivamente del bus de transporte rápido, las líneas de colectivos actualmente hacen el itinerario por la Avda. Eusebio Ayala y por la ruta Mariscal Estigarribia.

Rivarola manifestó que si bien los itinerarios se cancelarán, las empresas seguirán circulando, pero ofreciendo nuevos destinos a la ciudadanía. La otra opción es que trabajen como alimentadores del BTR, ya que la empresa ganadora de la licitación podrá contratar los servicios.

"Ninguna empresa será cancelada por el metrobús, se les dará nuevos itinerarios a esas empresas para que puedan dar cobertura a las zonas que cubren y que tienen destinos diferentes", explicó.