“No me duelen los golpes, me duele más que las mujeres no podamos estar tranquilas en ningún sitio, que algunos hombres se crean con el derecho de hacerte comentarios inapropiados y que encima le tengas que agradecer”, lamenta Alejandra Gómez a través de un escrito en Facebook.

La comunicadora denuncia que el guardia de seguridad Julio Fernández de la empresa ENCEPRI que brinda servicios en el club social Sol de América la agredió físicamente.

El hombre la golpeó con un walkie en la cabeza cuando ella reclamó los comentarios que éste hizo con respecto a su cuerpo en la zona de vestuarios .

"Al reclamarle su falta de educación, me responde que estaba loca y debería agradecer lo que me decía. En ese momento saqué mi celular para tomarle una foto y hacer el reclamo correspondiente al club, momento en que esta persona se abalanza sobre mi dándome golpes con su walkie en la cara y en la cabeza provocándome cortes en la mano al intentar defenderme", relata el texto.

Quiero denunciar públicamente ( ya lo hice en la comisaria) la agresión física que sufrí esta mañana en las...

Posted by Ale Gómez on Sunday, February 4, 2018

Cuando el que debe cuidar agrede

“Estoy indignada y muy triste de ver a mi hijo de 4 años llorando por que un señor malo le pegó a su mamá en un lugar dónde vamos a divertirnos en familia y además pagamos”, manifiesta en su escrito.

En comunicación con La Nación, Alejandra Gómez informa que realizó la denuncia correspondiente en la comisaría 4ta. y que en el momento en que fue agredida en el lugar solo se encontraban los bañeros y el personal de seguridad. Afirma que nadie del club se hizo responsable y que guardias que estaban solo querían que salieran para que nadie se entere.

"Estoy cansada que me tengan que golpear por decir que no me gustan los piropos, que no quiero ninguna opinión sobre mi", resalta.

“Es como que el portero le pegue a los niños de la escuela”, subraya.