Hasta el final de septiembre se realizan actividades para promover la donación voluntaria de órganos, sangre y médula ósea, en el "Mes del donante".

Del 1 al 30 de setiembre, las Torres del WTC estarán iluminadas con los colores de las causas para concienciar sobre la importancia de ser donantes voluntarios. Los colores son el verde de órganos, rojo de sangre y el naranja de médula ósea y lucha contra la leucemia.

La donación y el trasplante puede afectar a cualquier persona en algún momento puede necesitar un órgano o tejido. Un donante puede salvar o mejorar la calidad de vida de hasta diez personas.

Se trata de un acto voluntario, desinteresado y solidario con uno mismo, con la familia y con toda la sociedad.

Las personas interesadas en salvar vidas a través de la donación sólo deben expresar su voluntad y contactar al Instituto Nacional de Ablación y Trasplante, que se encuentra ubicado en Capitán Lombardi casi Santísimo Sacramento, en Asunción.

Además pueden contactar al (021) 286337 para realizar este noble gesto.

Deben ser personas mayores de 18 años en adelante. En caso de fallecimiento de menores, son los padres o tutores los que deben autorizar la donación.

El INAT identifica a los posibles receptores para lo cual se tuvo en cuenta el grado de urgencia del receptor, la compatibilidad biológica entre el donante y el receptor, la edad y la antigüedad en lista de espera.

Luego se contacta a los médicos de los pacientes seleccionados para informarles los resultados de la distribución.