Miguel Ángel Servín, el joven sindicado como autor del asesinato de su propia madre, Isabel Servín, se expone a hasta 30 años de prisión por este tipo de crimen.

En contacto con la 970am, la fiscal Ana Girala, adelantó que el joven fue imputado por homicidio doloso con el agravante de matricidio y ya se encuentra a disposición del juzgado de garantías.

Consultada sobre si Servín dio alguna explicación sobre sus acciones, la funcionaria aclaró que el mismo se abstuvo de declarar por recomendación de su defensa y que hasta ahora solo cuentan con versiones de los vecinos y una niña de 7 años, nieta de la víctima.

Según Girala, una vecina relató que la señora Isabel fue a pedirle dinero prestado ya que su hijo quería tomar y estaba muy agresivo y que 5 minutos después de eso, ya se oyeron los gritos de auxilio provenientes de la casa de la misma.

Para confirmar versiones de que Ángel Servín estaba bajo efectos de algún alucinógeno al momento del suceso se pretendió realizar una prueba toxicológica, a la que el joven se rehusó; por lo que ahora aguardan autorización judicial para realizarla.

Nieta de la víctima presenció el hecho

Con respecto a la niña de 7 años, la servidora pública, declaró que la misma es testigo presencial del hecho, tras el cual quedó en estado de shock, por lo que solicitarán un estudio victimológico para obtener su versión.

La fiscal reveló que "los hermanos cuentan que el joven era muy violento y que era apañado siempre por la madre", y que esta "siempre rogaba para que no le denuncien".

El presunto matricida sigue detenido en la comisaría 31ª de San Lorenzo y ahora queda en manos del juzgado determinar la prisión de Servín en Tacumbú o Emboscada.