Los accidentes caseros son muy frecuentes y graves si no se toman las precauciones ni se conocen los métodos de primeros auxilios. Tal es el caso de las quemaduras que comúnmente suceden en el hogar.

Especialistas de la Cátedra y Servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas recomiendan acciones sencillas a fin de minimizar los riesgos.

Las quemaduras son uno de los accidentes más habituales, indistintamente, tanto en adultos como en niños.

"Como acción de primeros auxilios en caso de quemadura, de las que generalmente suceden como accidentes del hogar ya sea con agua caliente o aceite por ejemplo, lo primero que se debe hacer es poner a la parte afectada agua helada no fría o agua con hielo, por los menos durante unos 20 minutos para calmar el dolor y anestesiar la piel dañada", señaló la Prof. Dra. Lourdes Bolla, Jefa de la Unidad.

En cuanto al tratamiento de la herida, insta a evitar los métodos caseros comunes, como la utilización de crema dental o mentolina; "Las zonas deben ser tratadas farmacológicamente con cremas que contengan corticoide y antibióticos; de manera casera se podría utilizar la miel de abeja; y evitar la aplicación de crema dental o aceite, los efectos podrían ser aun más dañinos para la piel", explayó.

En el caso de que aparezcan ampollas, las mismas deben ser retiradas cuidadosamente; "Se deben pinchar las ampollas con una aguja estéril para poder sacar el líquido sin destechar la ampolla o la piel; después limpiar con suero fisiológico todos los días y mantener el tratamiento de cuidado con las cremas antibióticas", indicó la especialista.