La Patrulla Caminera retuvo a 244 conductores ebrios, de un total de 2.745 pruebas de alcotest efectuadas en controles realizados en todo el territorio nacional.

Los efectivos iniciaron sus trabajos a partir del día domingo 9 y culminaron el sábado 15 de julio. En los mismos se sacaron de las rutas a 244 personas manejando bajo los efectos del alcohol.

En el departamento central se detectó a 162 individuos que no pasaron la prueba del alcoholímetro, de acuerdo a un informe de la institución.

Durante esta semana se demoró a 368 automotores, cuyos conductores carecían de licencia de conducir y la habilitación municipal de sus rodados. A estas cifras se incluyen los menores de edad y por supuesto los beodos.

Los inspectores de la Caminera, en estos siete días de control, cumplieron con un total de 1.856 procedimientos por faltas leves, graves y gravísimas a la Ley Nacional de Tránsito y Seguridad Vial.

En este periodo de tiempo, fueron multados 135 infractores por exceso de velocidad y 189 por realizar adelantamientos indebidos en zonas debidamente señalizadas.