Un Tribunal de Apelación confirmó a la jueza penal, María Gricelda Caballero, en el caso Froilán Peralta, exrector de la UNA y María del Carmen Martínez, exdirectora de Talento Humano de la institución, conocida como la "comepapeles", de acuerdo a Ana Ferreira, cronista de la 970 AM.

La magistrada decidió apartarse de la causa debido a que el abogado Juan Villalba -quien es su pareja sentimental- asumió la defensa de Froilán Peralta. Argumentó además que Villalba es amigo de su familia y está tramitando el juicio sucesorio de su padre.

Por este motivo, el pasado 6 de junio se suspendió por sexta vez la audiencia preliminar de Peralta, acusado por lesión de confianza e inducción a un subordinado a cometer un hecho punible, y de Martínez, procesada por apropiación y estafa.

Los camaristas Sonia Franco, Fabriciano Villalba y María Lourdes Cardozo argumentaron que la jueza debió cancelar la personería al abogado Juan Villalba al tomar conocimiento de su intervención y no haberse apartado de la causa.

De esta manera, el Tribunal de Apelación hizo lugar a la impugnación planteada por el juez penal de Garantías, José Delmás.

Actualmente, la jueza Caballero, que ya tiene el expediente en su despacho, debe fijar una nueva fecha de audiencia preliminar para los acusados.

Este caso surgió a raíz de las irregularidades detectadas en el manejo de la UNA.