Según un informe del Ministerio de Salud, hasta ayer un total de 223.611 dosis pediátricas de la antigripal fue suministrado a la población de niños menores de 3 años, lo que implica que restan 376.389 dosis para esta franja susceptible.

En cuanto a las dosis para adultos, reporta mayor alcance, ya que fueron suministradas 412.877 dosis, de las 600.000 disponibles para este grupo.

"Recuerden que estos niños deben ser traídos por sus padres al vacunatorio y deben aplicarse una dosis de refuerzo al mes de haber recibido la vacuna para asegurar protección si el niño en este 2017 es la primera vez que se vacuna contra la influenza", afirmó la doctora Sonia Arza, titular del Programa Ampliado de Inmunizaciones.

La profesional resaltó en que es muy difícil llegar casa por casa en un lapso muy corto de tiempo, teniendo en cuenta que cuanto antes reciban la vacuna las personas que conforman el grupo de riesgo, llegarán protegidos al invierno, época de mayor impacto de las enfermedades respiratorias.

"Por eso estamos insistiendo en que los padres lleven a sus hijos a vacunarse. Sería más rápido si nos acompañaran a prevenir enfermedades en sus hijos", resaltó Arza.

Por otro lado, la doctora recordó que en campañas de vacunación no se pueden liberar las dosis para toda la población hasta que no se haya alcanzado una cobertura mínima del 80% del grupo susceptible o de riesgo. Por tanto, es fundamental que éstos últimos no pierdan tiempo y vayan a los vacunatorios.

El Ministerio de Salud insta a madres y padres a acudir a los vacunatorios, que incluso abren sus puertas hasta el mediodía de mañana.