Cuatro hombres fueron condenados a penas de entre 4 y 18 años por tenencia y tráfico den 359 kilos de cocaína, divididos en 353 paquetes, durante un operativo realizado en Ciudad del Este en 2012.

Se trata de Gilberto Domínguez, quien recibió una pena privativa de libertad de 15 años, en tanto que Jaime Franco Mendoza recibió una condena de 18 años. igualmente Celestino Godoy Sanabria fue condenado a 15 años en prisión, todos por tenencia y tráfico de drogas, y asociación criminal, mientras que Marcos Ariel Mendoza Marín fue sentenciado a 4 años de pena solo por asociación criminal.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por los jueces Juan Mendoza, Laura Ocampo y Fabián Weisensee.

Antecedentes

De acuerdo con los antecedentes, el 2 de agosto de 2012, Gilberto Domínguez manejaba un camión donde tenía acoplada una carreta con carpa en cuyo interior transportaba un cargamento de 359 kilos de cocaína. El rodado iba desde el cruce Itakyry y se dirigía a Ciudad del Este, en Alto Paraná.

El conductor ingresó a un tinglado equipado como taller mecánico. Allí fue recibido por Celestino Godoy Sanabria, dueño del local, y Jaime Andrés Franco Mendoza, líder de la banda, que aguardaba la llegada del cargamento.

Sin embargo, este último se percató de la intervención de agentes de la Senad y fiscales, y se fugó precipitadamente del sitio para luego ser capturado.

En tanto que Marcos Ariel Mendoza Marín cumplió la función de apoyo y cobertura a la organización delictiva.

De acuerdo al tribunal quedó comprobado que la carga sería enviada a países de la región.