Los trabajos para la construcción de la ruta desvío Alberdi-Pilar se iniciaron en el mes de enero y los mismos corres­ponden al lote 2, tramo río Tabicuary-Pilar, más el acceso a la ciudad de Pilar, informó el jefe de la unidad ejecutora del proyecto del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), Ing. René Peralbo.

El representante de la uni­dad ejecutora explicó que las tareas arrancaron con la libe­ración de franja de dominio, topografía y movilización de maquinarias a la zona de obras. Agregó que el campa­mento del Consorcio adjudi­cado-Ecomipa-Tocsa ya se encuentra en el mismo predio utilizado para la circunvala­ción de Pilar (sobre la Ruta 4).

Indicó que en la zona están instaladas las oficinas de jefatura de obras, técnicas y administrativas, así como las de laboratorio, topogra­fía, tinglado para talleres y suministro de combustible. Sostuvo que se prevé instalar otro campamento cerca del río Tebicuary, que será para elaboración de alcantarillas en la futura planta de hormi­gón y abastecer los requeri­mientos del refulado, con lo cual se tendrían dos campa­mentos, uno en cada extremo del tramo.

Ing. René Peralbo.
Ing. René Peralbo.

MÁQUINAS EN PISTAS

El supervisor de obras, Ing. Alfredo Díaz Fretes, señaló que para los primeros días de marzo está previsto que las maquinarias inicien las obras de movimiento de suelo. En cuanto a las actividades de campo, como ser la del área topográfica, comentó que se está identificando los Rns (referencia de nivel) dejados por la empresa encargada de hacer el proyecto, así como la colocación de estacas cada 20 metros en los lugares accesi­bles y marcación de la franja de dominio.

Sobre los trabajos de labora­torio, señaló que se procedió a extraer muestras de suelo cada 500 metros en el eje y bordes para identificar el tipo de suelo. La inversión pre­vista para esta parte de las obras es de unos G. 325.500 millones.

El supervisor explicó que esta obra responde a un reclamo realizado desde hace varias décadas y contribuye al desa­rrollo económico de la zona, transformando el departa­mento de Ñeembucú.