El comercio exterior de rubros del sec­tor porcino se des­tacó por un pronunciado repunte de los precios pro­medios, principalmente por la mejora de las condicio­nes comerciales en Rusia, que es el principal mercado.

De acuerdo al reporte men­sual del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) entre enero y agosto de este año el pro­medio de cotización de las exportaciones de carne, despojos y menudencias porcinas fue de US$ 2.090 la tonelada en el primer cuatrimestre del año, que corresponde a una apre­ciación del 35% con rela­ción al promedio del mismo período del año pasado, que fue de US$ 1.553 la tone­lada.

El sector porcino logró en lo que va del año colocar en promedio a US$ 537 más por cada tonelada sus pro­ductos en el exterior.

INGRESOS

Por esta mejora comercial los ingresos por exporta­ciones de carne, despojos y menudencias porcinas registraron un crecimiento del 7,5% hasta el segundo cuatrimestre del año.

Estos productos permi­tieron un ingreso de US$ 3.959.191 entre enero y agosto de este año; mien­tras que en el mismo período del 2016 los ingre­sos generados fueron de US$ 3.680.906.

VOLUMEN

El dato negativo para el comercio exterior porcino corresponde la merma en el volumen negociado. Hasta el octavo mes del año se pro­dujo una caída del 20% en los embarques de carne de cerdo y subproductos. Las expor­taciones de rubros porcinos alcanzaron un volumen de 1.893,4 toneladas entre enero y agosto de este año, unas 474,4 toneladas menos que el volumen comercializado entre enero y agosto del 2016, que fue de 2.368,7 toneladas.

Esta disminución en el volu­men de exportación obedece a una cuestión de fluctuacio­nes del mercado y a la conso­lidación del mercado interno.

En lo que va del año el 93% de los productos porcinos exportados fue dirigido a Rusia y el 7% a Liberia, según el informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).