De enero a setiembre de este año, la Admi­nistración Central experimentó un resultado operativo de G. 2,7 billones. Es decir, obtuvo un ingreso mayor a lo que se gastó durante este período para mantener la funcionalidad del Estado, según el informe de Situa­ción Financiera (Situfin).

Este resultado es calculado con base en los ingresos tota­les versus los gastos perma­nentes de la Administración Central, excluyendo las inver­siones que, según técnicos del Ministerio de Hacienda, son considerados gastos extraor­dinarios (solo en algunas oca­siones y con vencimientos). En comparación al mismo período del 2016, el resultado operativo de este ejercicio es superior en un 31,3%, ya que a setiembre del año pasado la Administra­ción Central observó un resul­tado operativo positivo de G. 2,067 billones. Ver info

El viceministro de Economía, Humberto Colmán, explicó que para obtener el resul­tado operativo solo se toman los ingresos totales y los gas­tos permanentes (salarios, transferencias, pago de jubi­laciones, entre otros), no así el gasto en inversiones, que posee un determinado tiempo de cul­minación.

Resaltó, además, la mejora registrada en el resultado ope­rativo, afirmando que es posi­tivo para el país, ya que a través del mismo se tiene más espacio para honrar (pagar) sin dificul­tades el servicio de deuda.

La directora de política macro­fiscal, Viviana Casco, agregó que el superávit operativo permite al Gobierno finan­ciar inversiones en obras de infraestructura y reducir el déficit fiscal. Reiteró que este indicador (resultado opera­tivo) es muy importante para poder medir la capacidad del Gobierno en mantener su estructura con sus propios ingresos.

"Con esto vemos que tene­mos solidez para financiar nuestra estructura y también contar con un monto adicio­nal que nos permite finan­ciar las inversiones", añadió.

En cuanto al resultado neto (en el que se incluyen las inversio­nes), la Administración Cen­tral experimentó durante los nueve meses del 2017 un défi­cit fiscal de G. 823.000 millo­nes, que está explicado en el aumento de las inversiones públicas del país, que crecieron en un 22,9% en comparación a setiembre del 2016, señala el reporte.