La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) analiza la posibilidad de utilizar los canales de selectividad para realizar las devoluciones de las retenciones del Impuesto a la Renta Personal (IRP), que se aplicará desde el 1 de setiembre a todos los contribuyentes del impuesto que tengan un ingreso mensual de G. 10 millones o más.

Esto lo dio a conocer ayer la viceministra de Tributación, Marta González Ayala, en conversación con la 970 AM, donde informó que actualmente la institución se encuentra desarrollando las adecuaciones informáticas necesarias para reponer los descuentos a los contribuyentes del tributo.

El canal de selectividad es un sistema por el cual la Administración Tributaria determina el porcentaje del crédito fiscal a ser devuelto en forma anticipada, previo a la etapa de sustanciación del proceso, de acuerdo al Índice de Riesgo del Contribuyente.

CANALES

El mismo está compuesto por tres canales; verde, rojo y amarillo. El canal verde corresponde a aquellos contribuyentes con un índice de riesgo inferior a 6, a quienes corresponde la devolución del 90% de su crédito fiscal solicitado luego de las 24 horas de haberse presentado el pedido.

Dentro del canal amarillo están incorporados aquellos contribuyentes con un índice de riesgo igual o mayor a 6, e inferior a 20. A estos le corresponde una devolución del 80% del crédito solicitado, después de las 24 horas de haberse presentado la solicitud.

Mientras que en el canal rojo se encuentran aquellos contribuyentes que tengan un índice de riesgo igual o superior a 20, por lo que la devolución se tramitará por el Régimen General.

De acuerdo a la Resolución General Nº 119 de la SET, emitida el viernes, las retenciones del IRP se aplicarán desde el primer día de setiembre y será del 0,5% sobre los salarios y cualquier otra remuneración percibida como, por ejemplo, horas extras, premios, bonificaciones, entre otros.

Asimismo, el 1% sobre los honorarios profesionales o remuneraciones por servicios personales de manera independiente. También el 1% sobre los honorarios percibidos por sociedades simples, y el 2% sobre el 50% de las utilidades o dividendos pagados a socios o accionistas domiciliados o radicados en el país.

Para la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP) el inicio de las retenciones del IRP sobre salarios, honorarios, dividendos, agravará la poca dinámica en el consumo que viene soportando la economía.

El titular del gremio, Beltrán Macchi, indicó que los recursos que el Estado retenga de los particulares, son recursos que dejarán de circular en la economía y afectarán la capacidad de consumo y el cumplimiento de los compromisos (deudas) que las personas dispongan.