Entre los principales rubros agropecuarios de exportación, la carne bovina refrigerada fue el rubro con mayor dinamismo, con un nivel de crecimiento del 30,2% en generación de divisas, según el informe mensual de comercio exterior del Banco Central del Paraguay (BCP).

En el quinto mes del año, este rubro posibilitó un ingreso de US$ 54,3 millones, que corresponden a unos US$ 12,6 millones más que los US$ 41,7 millones generados en mayo del 2016. El crecimiento obedece a una mejora en los precios promedios de exportación y un incremento de los volúmenes de embarques.

ACUMULADO

En el acumulado del año (entre enero y mayo), las exportaciones de carne alcanzaron US$ 459,6 millones, registrando un incremento del 2,7% con respecto a los US$ 447,4 millones al mismo período del 2016.

Chile es el principal destino de las exportaciones de carne con el 37,5% de participación sobre el valor total con unos US$ 172,2 millones de ingresos, mientras que el mercado ruso constituye el segundo destino en importancia y al mes de mayo del 2017 registró un crecimiento en valores del 8,7%. Los mercados de Chile y Rusia participaron con el 60,6% del total de carne exportada al mes de mayo del 2017.

DISMINUCIÓN

Como contraste a la carne bovina refrigerada, en el mes de mayo los rubros agropecuarios menos dinámicos en generación de divisas fueron la harina de soja, la carne bovina congelada y la semilla de soja.

En el quinto mes del año, la harina de soja permitió unos US$ 43,4 millones de ingresos, cifra que representa una caída del 50,6% con relación a mayo del 2016, mes en que los ingresos totalizaron US$ 87,7 millones. Por su parte, la carne bovina congelada tuvo una disminución del 40,5% al totalizar US$ 27,3 millones en ingresos contra los US$ 45,9 millones de mayo del año pasado.

La semilla de soja permitió US$ 163 millones en ingresos en el quinto mes del año, lo que representa una caída del 23,7% con relación a los US$ 213,5 millones ingresados en el mismo mes del año pasado.