Si bien aún hay mucho por hacer, Paraguay cuenta con el potencial para desarrollar aún más el sector de la construcción, y el desafío será compartir y saber absorber experiencias sobre las tendencias globales.

En la última década fue uno de los motores del crecimiento económico del país, y según estadísticas del Banco Central de Paraguay (BCP), durante el 2016 registró un aumento del 18,6%, debido al desarrollo de obras inmobiliarias y de infraestructura.

De la misma forma, para el cierre de este año se estima un avance del 10% en el rubro de la construcción, que se verá beneficiado por los proyectos privados así como de la inversión pública en infraestructura.

Pese al desarrollo ya visible especialmente en la capital del país, sin dejar de lado a los principales polos fronterizos como Encarnación y Ciudad del Este, la sed de crecimiento sigue y una excelente oportunidad para intercambiar experiencias será la siguiente Feria Internacional Constructecnia 2017 en su vigésima séptima edición, a llevarse a cabo del 25 al 28 de mayo, en Centro de Convenciones del Mariscal.

Así lo anunciaron ayer en el lanzamiento oficial del Pabellón Argentino, con su participación por segunda vez en la feria, que se realizó en la Embajada de la República Argentina en Paraguay. "Este sector de la construcción es vital para el desarrollo, porque dinamiza la economía y es un generador nato de mano de obra y la feria será un lugar de encuentro no solo comercial y económico, sino de intercambiar precios, materiales, estilos y tendencias", expresó el embajador de Argentina en el país, Eduardo Zuain.

El actual presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), José Luis Heisecke, dijo que la feria no solo es parte del desafío, ya que el objetivo será el de compartir con empresas internacionales dispuestas incluso a invertir. "Hay que asumir que Paraguay está atrasado en muchos aspectos todavía en el mundo de la construcción, pero eso significa también que hay mucho.