El establecerse el objetivo de organizar un mundial como sub sede a nuestro país puede representar la excusa perfecta para impulsar fuertemente la infraestructura y ponerse al día con uno de los puntos de la agenda de desarrollo.

Así lo explicó esta mañana el analista económico Amilcar Ferreira en contacto con la 920 AM.

"Ser sub sede de un mundial puede venir muy bien al país, con todo lo que implica en infraestructura. Es un compromiso muy grande pero que te da un plazo de 13 años. Queda una década que nos guiará y obligará a realizar grandes obras que nuestro país necesita", indicó.

En esa línea, mencionó que este objetivo podría impulsar al país a modernizar su aeropuerto, a mejorar masivamente sus vías de acceso (Rutas, calles, viaductos), construcción de costaneras, erigir nuevos estadios y poner a punto los que ya se tienen.

"Es la excusa perfecta para que la próxima década sea la de la infraestructura, como así también la década de construcción de una economía de valor agregado, que sería industrializar todas las materias primas que tenemos en el país", acotó Ferreira.

Paraguay, en condiciones económicas

"El objetivo no sería el mundial en sí, sino dotar al país de algo que necesita de manera urgente", expresó el analista al mencionar que dicho factor podría significar igualmente una mayor atracción de capital extranjero, ya que Paraguay hoy tiene una credencial admirable de estabilidad en el mundo.

"Tenemos una estabilidad que venimos construyendo desde del 2003, una economía prudente, equilibrada y sin excesos. La estabilidad permite planificar porque da previsibilidad. Si le agregamos infraestructura, creo que sería un combo perfecto para el boom de inversiones en la década entrante", dijo.

Añadió que a este proceso de inversión pública en materia constructiva se suma el acompañamiento del sector privado como el sector de hoteleria, comercial y gastronómico. "Paraguay está en condiciones de asumir el compromiso y demostrar al mundo su potencial", agregó.

¿Necesitamos de un mundial?

Por otra parte, Ferreira manifestó que escuchó decir a la gente que Paraguay no necesita un mundial, que hay otras prioridades, pero señaló que lo que sí necesita es infraestructura. "Este objetivo servirá como un estímulo y guía para hacer lo que se necesita. Romperá la inercia de la política ya que nos cuesta ponernos de acuerdo y obligará al país a dinamizar la toma de decisiones. Trascenderá partidos y actores políticos", afirmó

Finalmente, indicó que el país prontamente llegará al grado de inversión, denotando que se han hecho bien las cosas en el país, a pesar del actuar político. "Si bien no se soluciona el desarrollo o la pobreza pero es una pre condición para avanzar hacia eso", concluyó.