Una organización de jóvenes de una vein­tena de países lati­noamericanos reunió unas 10.000 firmas para pedir al gobierno chileno que cancele la invitación a los presiden­tes Nicolás Maduro de Vene­zuela y Raúl Castro de Cuba a la asunción presidencial de Sebastián Piñera en marzo.

Un grupo de miembros de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia llegaron ayer hasta el Palacio de La Moneda para entregarle la carta con las miles de fir­mas a la presidenta Michelle Bachelet, dijo AFP.

La organización, liderada por Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, pide que se cancele la invitación y que la mandataria chilena "envíe un mensaje a ambos dicta­dores caribeños diciéndoles que no son bienvenidos en Chile", declaró Juan Carlos Vargas, dirigente de la red, al canal CNNChile.

Los "cons­tantes atropellos de Maduro y Castro a los derechos huma­nos de nuestros hermanos, la grave situación de desabas­tecimiento de alimentos y medicinas son algunas de las causas para considerar que estos personajes no mere­cen ser invitados", indica un comunicado difundido en redes sociales por este orga­nismo que reúne movimien­tos políticos y sociales de jóvenes en 19 países latino­americanos.

La semana pasada, parla­mentarios chilenos también habían expresado su repudio a la llegada de Maduro y pidie­ron a la presidenta Bachelet evaluar alguna medida para cancelar la invitación. En respuesta a esas peticiones, el canciller Heraldo Muñoz, confirmó ayer que la invita­ción a Maduro no será can­celada para la ceremonia de toma de posesión de Piñera el 11 de marzo, y explicó que si bien Chile tiene "una posi­ción muy clara respecto al gobierno venezolano", la invi­tación es protocolar y se rea­lizó al Estado de Venezuela.

NO ES BIENVENIDO EN PERÚ

Esta polémica surge en Chile un día después de que el pre­sidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski pidiera a Maduro que desista de concurrir a la Cumbre de las Américas en Lima en abril, afirmando que su presencia "no será bienve­nida en dicho encuentro".

LAS EXIGENCIAS DEL GRUPO DE LIMA

El Grupo de Lima exigió el martes al gobierno de Venezuela que cambie el calendario electoral y que permita abrir un "corredor humanitario" para enfrentar el desabastecimiento de alimentos, tras una reunión de cancilleres que rechazó a la convocatoria a comicios anticipados en ese país.

Los 14 países del Grupo "exhortan al gobierno de Venezuela a que reconsidere la convocatoria de las elecciones presidenciales y presente un nuevo calendario electoral", dijo el Grupo en Lima en una declaración. "No puede haber elecciones libres y justas con presos políticos, sin la plena participación de los parti­dos políticos y líderes detenidos o inhabilitados arbitrariamente".

Los 14 países también "exhortan al gobierno de Venezuela a que permite sin demora la apertura de un corredor humanitario que ayude a mitigar los graves efectos del desabastecimiento de alimentos y medicinas".