Washington, Estados Unidos | AFP .

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró este viernes en la Casa Blanca que su gobierno no levantará las sanciones a Cuba mientras no haya en La Habana una restauración de las "libertades" a los cubanos. "Como ya anuncié en la Pequeña Habana (en Miami), no vamos a levantar sanciones contra el régimen de Cuba hasta que haya total libertad política para el pueblo cubano", dijo Trump en la Casa Blanca, durante la ceremonia de celebración del Mes de la Herencia Hispana. Esa ceremonia se realiza todos los años en la Casa Blanca para honrar el legado de la comunidad latina en EEUU.

Washington y La Habana habían sorprendido al mundo a fines de 2014 al anunciar un proceso de reaproximación que condujo al restablecimiento de las relaciones diplomáticas formales en 2015. Esa reaproximación incluía un proceso de "normalización" de las relaciones que debería desmontar la enmarañada base legal en la que se apoya el embargo comercial y económico de Estados Unidos hacia Cuba. Sin embargo, con la llegada de Trump a la Casa Blanca ese proceso quedó estancado.

En julio, durante un acto en Miami, Trump anunció el fin de la política seguida por Washington hacia Cuba durante el gobierno de Barack Obama y la adopción de una línea más enérgica, sin levantamiento de sanciones.

Las relaciones entre EEUU y Cuba sufren fuerte tensión ahora tras las denuncias sobre “ataques acústicos” a diplomáticos en La Habana.
Las relaciones entre EEUU y Cuba sufren fuerte tensión ahora tras las denuncias sobre “ataques acústicos” a diplomáticos en La Habana.

Las relaciones bilaterales se encuentran nuevamente bajo fuerte tensión luego de denuncias del Departamento de Estado sobre "ataques" a diplomáticos estadounidenses en La Habana, incidentes en los que Cuba niega cualquier responsabilidad. A raíz de esa denuncia, EEUU redujo a la mitad el personal de su embajada en La Habana y al mismo tiempo expulsó a 15 diplomáticos de la representación cubana en Washington.

Interrumpido correo postal directo

El correo postal directo entre Cuba y EEUU, que se reanudó el año pasado tras 48 años de cierre, está interrumpido desde marzo, a la espera de una decisión del gobierno estadounidense, informó la estatal Correos de Cuba.

La interrupción se hizo pública en momentos en que ambos países viven una crisis diplomática. El correo directo se reanudó el 16 de marzo de 2016 con un plan piloto de un año, a través de vuelos chárter de la la compañía IBC Airways, inicialmente con tres vuelos semanales y luego dos.

El servicio, que no solo incluye cartas, sino también encomiendas y bultos, se había cortado en 1968. Desde entonces y hasta 2016, el servicio se realizó a través de un tercer país. Al finalizar el plan piloto en marzo último, las autoridades cubanas propusieron mantener el servicio usando vuelos comerciales directos de otras compañías, pero aún no han recibido respuesta de EEUU.