Estrasburgo, Francia. AFP.

La Comisión Europea pidió ayer "diálogo" entre el gobierno español y Cataluña, aunque respaldó a Madrid en el "uso proporcionado de la fuerza" para garantizar la ley, en un debate en la Eurocámara sobre esta crisis.

Los eurodiputados de los principales grupos llamaron también a las autoridades catalanas a evitar una decla­ración unilateral de inde­pendencia, cuya adopción, en opinión del portavoz de los socialdemócratas Gianni Pittella, "echaría más leña al fuego". "Llegó el momento de dialogar, de encontrar una salida al callejón sin salida, de trabajar dentro del orden constitucional de España", dijo en nombre de la Comi­sión su vicepresidente Frans Timmermans, días después de la celebración de un refe­réndum de independencia en esta región del noreste de España prohibido por la justicia.

Las virales imágenes de la actuación policial el domingo en Cataluña, incautando urnas y lanzando cargas con­tra la población para impedir la celebración de un referén­dum de independencia pro­hibido, obligaron a la UE a pronunciarse más allá de su habitual respuesta de consi­derar esto como "un asunto interno" de España.

LO QUE DIJO TIMMERMANS

Las instituciones europeas rompieron el lunes el tabú sobre Cataluña condenando la violencia y aunque Tim­mermans consideró que "la violencia no resuelve nada en política", precisó este miércoles que la defensa de la "supremacía del derecho" exige "a veces un uso propor­cionado de la fuerza".

España vive su crisis polí­tica más importante desde la intentona golpista del 23 de febrero de 1981. El rey Felipe VI pidió el martes al gobierno español defender el orden constitucional ante la "deslealtad" de los independen­tistas catalanes.